En un mundo dónde vivir de manera inconsciente y ser un títere de las circunstancias está a la orden del día. Cuando llega un  determinado momento y caemos en la cuenta de que otra forma de relacionarnos con nuestra  realidad existe, se abre ante nosotros una nueva forma de vivir. Incluso, siendo atrevido, diría que una nueva vida.

Fue de lo más revelador cuando apareció ante mis ojos esta nueva perspectiva. Siempre estuvo ahí, simplemente no había sido activada. Como una luz que al ser encendida ilumina un cuarto oscuro. Cosas que aparentemente no existían ahora tomaban forma, ¿Cómo es posible que antes no lo viese? Muy sencillo, había tomado consciencia de una determinada situación, que no es otra cosa que «darse cuenta» y estar en un estado de «atención».

 

[box] Ya no había vuelta atrás, ahora lo conocía y lo había experimentado, dando paso a la posibilidad de:

Vivir una vida consciente[/box]

 

Tal vez te estés preguntando. ¿Y por qué me cuenta esto? ¿A que viene que me comente cosas de su vida? Pues porque me parece de vital importancia el concepto de toma de consciencia. Es el inicio de todo y la parte que se encarga de crear distintas opciones.

En el coaching es sumamente importante esta etapa, ya que permite cuestionarnos muchísimas cosas que dábamos como ciertas, o que ni si quiera nos las planteábamos. Es una visión más allá de lo que «Tendría o debería ser», haciendo que nos hagamos nuevas preguntas y obtengamos nuevas respuestas. Es encender ese interruptor que hará que ese halo de luz nos permite ver otras cosas.

Te animo a que lo pongas en práctica y que durante una semana cojas alguna actitud que quieras cambiar, e intenta pillarte cada día en el acto. Es más, me gustaría retarte ¿Qué te parecería, anotar en un papel las veces que te has pillado con esa actitud que quieres cambiar a lo largo del día? Te aseguro que cada vez te darás  más cuenta y sin quererlo, tendrás la posibilidad de empezar a cambiarla.

 

Photo credit: Agnes_F

 


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.