Este es un artículo un artículo de autor invitado de Mamen Pérez.

Decía Ray Kroc, que “ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos”.

Está más que comprobado: acompañarnos de otros durante el  trayecto, multiplica las oportunidades.

Si miras a tu alrededor, encontrarás ejemplos de ello por todos lados, incluso cuando esos equipos lo forman sólo dos.

Tus padres, tus abuelos, ese grupo de amigos, tú y tu pareja, tu compañero emprendedor, los proyectos que cambiaron la humanidad.

Esa serie de éxito, ese negocio que triunfa, aquel evento que tan bien salió, tu último viaje.

Todo comienza con una idea y un grupo de personas trabajando en conjunto sobre ella.

Es nuestra naturaleza. Más allá del carácter de cada uno, todos somos seres sociales y necesitamos a los demás. En el nuevo paradigma digital, también.

Estoy segura que tienes mil cosas que hacer y valoro muchísimo tu tiempo pero, estoy aquí para invitarte a parar y reflexionar juntos sobre algo de lo que es urgente que hablemos.

¿Me acompañas y te cuento el qué?

 

Respiremos, paremos y hablemos sobre equipos

 

Para que entiendas a dónde voy, voy a empezar poniéndote en situación sobre algo que, estoy segura, ya has experimentado directa o indirectamente.

Todo parte de una premisa básica.

Un proyecto unipersonal que no delega, es un proyecto destinado al fracaso. Clic para tuitear

Puede hacerlo a su ritmo, antes o después, de manera esporádica o fija pero – si verdaderamente se aboga por un estilo de vida equilibrado – pedir ayuda a otros será imprescindible.

Si eres emprendedor digital o estás preparándote para serlo, ya te habrás dado cuenta que la lista de tareas por hacer para lanzar una web al mercado es kilométrica.

Del mismo modo si has creado algún producto u ofrecido algún servicio, puedes hacerte una idea del gran trabajo que hay detrás de todos esos proyectos que conoces.

Mi experiencia personal con mi primer proyecto es que pretendí hacerlo todo yo sola y terminé quemada.

No es que invirtiera mucho dinero pero invertí algo mucho más importante: mi tiempo.

Ni recuerdo el número de horas que pasé delante de la pantalla, restándolo a lo verdaderamente importante: mi vida, mi tiempo, mi gente, mi propio equilibrio y desarrollo.

Porque si bien es cierto, el nuevo escenario laboral nos trae oportunidades impresionantes, hay algo en importancia por encima de todo esto: tu propia vida, tu salud y bienestar.

Este es el motivo básico por el que necesitamos respirar, parar y dedicar tiempo – en mitad de nuestra ajetreada vida de emprendedores-  a una gestión eficaz de equipos.

Los nuevos equipos en la era digital existirán para evitar repetir errores del antiguo paradigma laboral. Clic para tuitear

Y, sin duda, el mayor error que podemos cometer no es un post imperfecto o una página de venta mejorable sino un tiempo mal invertido que jamás regresará.

Si estás leyendo esto y eres emprendedor esto te interesa.

Si estás leyendo esto y crees que puedes mejorar tu situación laboral formando parte de estos nuevos equipos digitales y, a la vez, apoyar proyectos con los que conectas, esto también te interesa.

¿Seguimos?

Knowmadas en busca de talento. Alguien ahí afuera te necesita.

knowmadas

El futuro se ha convertido en presente. Cada vez más personas apuestan por el escenario digital como modo de reinventarse como profesionales y conseguir vidas más equilibradas.

Nada es fácil ni rápido. En ocasiones, se necesitan años de travesía para llegar al otro lado y empezar a ver resultados. Pero, poco a poco, van llegando.

En mi caso, por ejemplo, que llevo desde 2013 en Internet y he tenido varios proyectos, sería algo bastante irónico, que una vez han empezado a llegar los resultados, muriera de éxito.

Morir de éxito – según mi punto de vista – es tener resultados pero:

  • Volcarse tanto en el trabajo que apenas tienes tiempo para nada más.
  • Ayudar a mucha gente y dejar de ayudarte a ti mismo viviendo una vida sin equilibrio.
  • Llevar tu negocio en automático porque no tienes tiempo de pararte a pensar en nada.
  • Hacer tareas sin más, olvidando que tienes que revisar, que hacerte preguntas. No sólo se trata de hacer sino también de “ser”.

En esta ecuación, no conozco otra manera de generar mi propia versión de éxito que contando con otros.

Esos otros son una nueva generación de emprendedores llamados Asistentes Virtuales procedentes del mundo on line y off line.

Normalmente, detrás de muchos de ellos, suele haber una historia con puntos en común:

  • Trabajos que ya no les llenan.
  • Dificultades para desarrollar todo su potencial en el trabajo.
  • Emoción, ilusión y ganas por aportar valor dentro de proyectos conectados con su filosofía de vida.
  • Experiencia y habilidades muy diversas entre sí y, pese a eso, todas aplicables y necesarias en el nuevo escenario knowmada.

Te pongo varios ejemplos.

Una chica de 29 que lleva varios años trabajando en una empresa, gestionando el soporte al cliente.

Un hombre de 35 que ha trabajado 7 años en una televisión, editando y montando vídeos.

Una mujer de 47 que lleva 15 varios años gestionando facturas en una importante asesoría.

Un teleoperador, una experta en decoración, una profesora de yoga, un informático, una recepcionista, un emprendedor digital que quiere poner su experiencia al servicio de otros.

¿Cuánta gente hay ahí fuera que pueda disfrutar trabajando en equipos con los que conectan y que puede aportar un valor increíble a los mismos?

Yo como periodista y emprendedora digital, volcada en estos ámbitos, necesitaría mucho tiempo y experiencia para adquirir la valía que, por ejemplo, ha desarrollado esa mujer de 47 para elaborar facturas o esa habilidad del editor de vídeos profesional.

Una cosa es clara: alguien ahí fuera te necesita pero, para que hagamos las cosas bien, tenemos que pararnos a analizar más cosas. Te sigo contando 😉

 

Lo primero que haría si hoy decidiera ser Asistente Virtual

 

Primeros pasos. Tu primer mejor mentor eres tú mismo.

Si empezara hoy con mi plan de acción para convertirme en Asistente Virtual, lo primero que haría será ir hacia dentro. Clic para tuitear

Es muy importante que desarrolles un criterio propio que te permita decidir si realmente esto es lo que quieres.

No te dejes llevar por tendencias, no escuches lo que te digo yo o te dicen otros bloggers, escúchate a ti.

Puede que estés desentrenado en este arte. No te preocupes, nos pasa a todos.

Te dejo algunas claves para ese momento previo de análisis que, desde mi punto de vista, es totalmente imprescindible antes de pasar a la acción.

  • Apaga pantallas, coge papel y boli y vete a un lugar tranquilo para anotar, para hacer una “tormenta de ideas” de todas esas habilidades, talentos y experiencias acumuladas a lo largo de tu vida (incluyendo el mundo off line por supuesto). Vuelca ahí todo lo que se te ocurra, incluso aquellas que piensas que no tienen nada que ver con la asistencia. No te olvides de lo que te gusta hacer, para lo que tienes un don natural aunque no lo hayas podido desarrollar mucho. Incluye también un apartado con tus temáticas preferidas del mundo.
  • A continuación (mejor que sea en otro momento para dejar reposar un poco las ideas), echa un vistazo en este video post sobre las tareas habituales de un knowmada, y ves tomando nota en tu libreta.
  • Ahora, con tu ejercicio por delante y tu listado de tareas, ves realizando asociaciones entre esos talentos, habilidades y experiencias propios y los que has visto mencionados en el video post.
  • Anota todas esas reflexiones que te vengan a la mente y date un paseo por algunos blogs que te llamen especialmente la atención, haciéndote la siguiente pregunta: ¿Qué podría aportar yo a este proyecto, teniendo en cuenta mi perfil, mis gustos y mi filosofía de vida y valores?

Después de hacer este ejercicio, espero que ya te hayas dado cuenta que no necesitas años de preparación para trabajar como Asistente Virtual.

Formación adecuada, reciclado digital durante algunos meses y una buena actitud acompañada de trabajo constante, será tu receta para lograrlo. Y, sobre todo, tiempo para hacerte preguntas. Tu primer mejor mentor eres tú mismo ya que nadie como tú puede saber que quieres. 

Norma nº 1 de tu reinvención profesional: para pedir ayuda antes debes saber qué quieres. Escúchate antes de tomar acción. Clic para tuitear

Por supuesto, no vas a saber que quieres con total claridad hasta que no empieces. El camino te irá dando más respuestas pero si empiezas ya con este estado de consciencia, tus pasos serán más firmes y caminarás más tranquilo.

 

Pasos 2. Analizando las ventajas y desventajas de emprender “para otros”.

Lo segundo que haría, consistiría en hacerme una visión de conjunto del escenario al que quiero acceder.

Desde ya te digo que todo en la vida tiene sus pros y sus contras. Que ser emprendedor a través de la asistencia virtual o por otros métodos, no es una receta mágica y milagrosa para cambiar tu vida de la noche a la mañana.

Emprender con tu propio proyecto tiene sus pros y sus contras. Emprender como Asistente Virtual, también.

Te cito algunas ventajas de emprender como Asistente.

  • Los gastos de inversión son menores. 
  • La exposición pública es menor. 
  • El aprendizaje en compañía es más rápido.
  • Desarrollas una “profesión extra” que podrá acompañarte en el futuro.
  • Contribuyes a diseñar la nueva era de los equipos digitales con la motivación que eso conlleva.
  • Te sientes parte de un equipo con el que puedes desarrollar una relación más allá de las pantallas.
  • Ante cualquier idea o situación, esta se afronta con diversos puntos de vista lo que ayuda a crear proyectos .
  • Al no ser el creador del proyecto te ahorras unos cuantos “quebraderos” de cabeza: la cara b del emprendimiento.

 

Lógicamente, tu perfil también tiene una cara b. Vamos con las desventajas:

  • Intercambias tiempo por dinero, es decir, mientras estás delante de la pantalla generas ingresos, cuando no lo estás no.
  • Tu horario es flexible pero no lo es tanto como cuando trabajas por cuenta propia.
  • La responsabilidad de trabajar para otro te hace tener que ponerte las pilas sobre aspectos de tu vida que, para tu propio trabajo, has procrastinado. Por ejemplo: tienes que aprender a ser organizado, a comunicarte con asertividad y empatía con tu cliente y su audiencia. Este aspecto, al final, se convierte en una ventaja pero cuando estás en mitad de ello, necesitas gestionar bien tus emociones y pensamientos y aprender a navegar en la incertidumbre.
  • Si tienes alma emprendedora puede que, antes o después, vuelva a picarte ese gusanillo y tengas que planificar una nueva reinvención o bien organizarte y prepararte lo suficiente como para poder compaginar ambas cosas.
  • Al principio pasará un tiempo hasta que puedas facturar. Hasta ese momento tendrás que tirar de creatividad y fórmulas alternativas para ese tiempo de transición. Cuando estás con un pie en el viejo paradigma y otro en el nuevo los desafíos son constantes. Por suerte, tendrás a tu lado a otros que un día estuvieron ahí y ya han cruzado.

Paso 3. Plantar la semilla y esperar los frutos.

Plantar la semilla y esperar los frutos será tu siguiente paso si decides seguir adelante.

Mientras la planta se hace visible podrás hacer muchas cosas:

  • Formarte a nivel básico en un poco de todo adaptándote a la mentalidad, lenguaje y herramientas knowmadas.
  • Mirar hacia dentro para planificar tu diferenciación o especialización.
  • Empezar a adquirir experiencia, por ejemplo, dentro de programas de prácticas.
  • Iniciar la comunicación con otros como tú compartiendo el proceso con comunidades de asistentes virtuales.
  • Gestionar tus pensamientos y emociones para ganar confianza y creer en ti mismo.
  • Trabajar cada día un poco más, con constancia y buena actitud.
  • Aceptar que te estás adentrando en un entorno de trabajo maravilloso pero que también es cambiante, rápido y lleno de desafíos. Aceptar los días emocionantes y los “reguleros”.
  • Empezar a disfrutar de un nuevo plan de vida y de trabajo que te conduzca a ese punto de equilibrio, a ese trabajo que te motiva y te ofrece tiempo de calidad para ti. Llegar a ese punto ideal requerirá armarte de paciencia pero también te convertirá en una persona más sabia y fuerte.

Desafíos y oportunidades de los equipos en la nueva era digital. 

knowmadas

Imaginar el futuro. ¡Se avecinaba algo grande!

Imagina que ya eres asistente virtual. En este punto del post quiero hacer un viaje al futuro para contarte algunos de los desafíos que se avecinan en la nueva era laboral knowmada.

Mirando al pasado, hace 2 años, cuando me adentré en el mundo de la asistencia virtual y empecé a trabajar en proyectos como Inteligencia Viajera, Autorrealizarte o Sencillez Plena, también jugué a adivinar el futuro. Y te aseguro que el resultado ha sido mucho más increíble que el que visualicé.

Compañeros que después de mucho tiempo empezaron a vivir de sus negocios  digitales.

Trabajadores insatisfechos del mundo off line que empezaron a diseñar nuevos planes laborales.

Desvirtualizaciones, debates, experiencias, acompañamiento y apoyo mutuos. Momentos verdaderamente increíbles, rostros detrás de la pantalla que se convertían en amigos.

Esperanza de una vida vivida a nuestra manera, con libertad y llena de valores.

Después de ser emprendedora, asistente virtual, de crear la escuela de asistentes y ser intermediaria entre tantos knowmadas y asistentes para ayudarles a crear “equipos felices”, esta es mi aportación sobre el tema.

Knowmadas sin tiempo para delegar.

Emprender exige mucho tiempo y dedicación. Cuesta llevarlo todo adelante y, a veces, las prioridades se acumulan.

Cuando me ha tocado a mi delegar he comprobado, en mi propia piel, la cantidad de horas que lleva “delegar bien”.

Así que entiendo perfectamente el esfuerzo que requiere. Delegar de manera efectiva y, además, organizar un proceso de selección es una tarea intensa.

Ahora bien, si al principio lo hacemos rápido, al final, tendremos que parar igualmente y quizás las consecuencias entonces sean mayores.

Creo que delegar es una tarea que suele dejarse para el final y. cuando se hace, se afronta desde una situación de prisa y estrés.

Claro que no siempre es así pero si que lo he observado muchas veces.

¿Qué pasa cuando delegamos con prisa?

Si delegas mal y rápido, a la larga, puedes perder mucho tiempo.

  • Puedes no elegir a la persona adecuada y tener que empezar de cero un nuevo proceso de selección.
  • Puedes crear un equipo desmotivado que termine abandonado el proyecto.
  • Puedes caer en el error de no comunicarte de manera eficaz y generar patrones del antiguo paradigma.
  • La prisa, en general, delegues o no, te va a hacer emprender sin ese equilibrio por el que un día decidiste empezar todo esto.

Soy consciente de que no es fácil pero siento que emprender sólo tiene sentido de este modo.

 

Mindset de equipo. Disolviendo el miedo en compañía.

 

Me he puesto un poquito profunda y me ha salido mi lado reivindicativo de una vida slow y minimalista. No obstante, quiero terminar con un mensaje de optimismo.

Siento que es el momento de poner las cartas sobre la mesa, de pararnos a hablar sobre todo esto, de crear conexiones entre asistentes y knowmadas.

Si hacemos las cosas bien, el panorama para mi es asombroso. Y, de hecho, ya estoy siendo testigos de esas alianzas positivas.

Creo que cuando no lo hacemos es porque nos hemos dejado llevar por el miedo, unos y otros.

 

Algunas recomendaciones finales para reinventarte como asistente virtual sin miedo.

 

  • Confía en tus posibilidades, valórate, exprésate con seguridad y ve a por tu objetivo sin sentirte “pequeñito”. Esto marcará toda la diferencia.
  • Fórmate con un mapa de ruta claro, no te pierdas en montañas de “infoxicación”. Escúchate antes y durante.
  • Trabaja tu mindset día si y día también pero no lo hagas desde la obligación o la culpa. Tómalo como un juego para conocerte mejor y respetarte más cada día.

 

Algunas recomendaciones para delegar sin miedo.

 

  •  Antes de delegar, dedica al menos una semana a organizar todo, elimina lo que ya no sea necesario antes de traspasar esta tarea a otro.
  • Piensa qué es lo más importante para ti: conectar con esa persona, que tu comunidad esté muy bien atendida, que esta persona pueda completar lo que a ti se te da mal y disfrutar con ello. Las posibilidades son infinitas pero debes pensar antes qué quieres.

 

Conclusión y propuesta

Es cierto que todos andamos muy ocupados y con mil tareas por hacer pero, es de vital importancia, que hagamos una pausa para crear entre todos equipos con equilibrio.

Te confieso que contribuir a definir las nuevas relaciones del paradigma knowmada entre emprendedores digitales y asistentes, es algo que me apasiona.

No obstante, me emociona aún más, imaginar las enormes posibilidades que a lo largo de los próximos años, va a traer todo esto a las vidas de muchas personas que, en estos momentos, ni siquiera son consciente de todo lo que nace justo ahora.

Espero que, tras este rato juntos, seas knowmada, emprendedor o trabajador off line que busca reinventarse, puedas tomar ideas para adentrarte con ilusión en la era de la colaboración knowmada.

Por mi parte, voy a seguir acompañando a esta nueva generación de asistentes virtuales que conecta con mi proyecto, a encontrar a esos clientes knowmadas con los que poder empezar a trabajar desarrollando plenamente sus habilidades y pasiones.

Si te apetece hacer este camino acompañado, contactar con más de 60 personas que están creando su transición laboral y sentirte continuamente acompañado por mi en el proceso, entonces te invito a echar un vistazo a mi Escuela de Asistentes.

  • Si quieres beneficiarte con un 10% de descuento haciendo un PAGO ÚNICO puedes hacer clic aquí.
  • Si quieres beneficiarte con un 10% de descuento haciéndolo en 3 PAGOS puedes hacer clic aquí.

Allí encontrarás formación pero también seré tu guía en ese camino para encontrar tu especialización y tus primeros clientes.

Te espero en una comunidad con corazón llena de personas honestas e inspiradoras que preparan su particular revolución knowmada con equilibrio.

¿Estás listo para formar parte de esos equipos felices?


Mamen Pérez
Mamen Pérez

Soy Mamen Pérez. Mi objetivo es crear equipos felices en la nueva era laboral. En Colaboración Knowmada, te ayudo a reinventarte como asistente virtual sin olvidarte de ti misma en el camino. Puedes descargar mi guía "Cinco claves + cinco acciones para reinventarte como asistente virtual sin perder el equilibrio".

    3 respuestas a "Cómo reinventarte trabajando para los knowmadas en la nueva era digital"

    • carolina

      Hola, al ir al realizar el pago no me sale el descuento.
      Hay algún código de descuento en alguna parte que yo no he visto?
      Gracias y saludos.

      • carolina

        Perdón, me acabo de dar cuenta de que el descuento ya está aplicado.
        Disculpas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------