Ser más productivo, eso es exactamente lo que quieres… pero se te escapa el tiempo entre tus manos.

Seguramente tendrás la sensación de que haces muchas cosas a lo largo del día pero que no te cunde lo que haces.

Por lo tanto una vez finalizado tu día sientes que no has hecho nada y que has perdido tu valioso tiempo.

¿Y sabes qué?

Está sensación de rapidez irá más en el futuro y no va a disminuir.

Curiosamente solemos pensar que cuanto más hacemos, pues mucho mejor y la realidad es que cuanto menos hacemos, mucho mejor.

Es un cambio de paradigma que se centra en lo importante y necesario.

Date cuenta que el tiempo es seguramente el recurso más importante o uno de los más valiosos de tu vida.

¿Por qué? 

Pues porque es un bien escaso.

Lo que quiere decir que el tiempo que se fue, no volverá, así que le tenemos que prestar especial atención. ¿No crees?

Mi pregunta para ti es la siguiente:

 

¿Cuánto tiempo del día realmente utilizas para aquellas cosas que son prioritarias ,importantes y que de verdad te hacen feliz? Clic para tuitear

 

No me contestes, simplemente piénsalo y reflexiona.

Dicho esto, voy a darte algunos consejos y claves que te van a ayudar muchísimo.

Pero antes me gustaría compartirte un poco mi propia evolución, ya que posiblemente te veras reflejado en alguna etapa y te dará pistas para saber dónde te encuentras.

(Si eres de los que prefiere ver vídeo, aquí tienes el artículo explicado a través de vídeo)

 

Fases típicas dentro de la productividad (mi evolución personal)

 

He vivido principalmente 3 fases y seguramente te identificarás con alguna.

Primera fase

En esta fase normalmente hacía muchas cosas pero sin ninguna dirección en concreto, además como era de esperar no tenía tiempo al final del día.

Es la típica fase en donde vas haciendo cosas a lo largo del día pero no utilizas ningún sistema o metodología de procesamiento de tareas que te guíe hacia unos objetivos específicos.

La mayor parte de la población se encuentra aquí.

Segunda fase

En este punto ya posees un sistema o una metodología de procesamiento de tareas y todo tiene una dirección más definida.

Igualmente es muy frustrante porque sigues sin tener tiempo al final del día.

Esto es así porque sigues sin utilizar un sistema de prioritization correcto.

Tercera fase

Aquí eres capaz de priorizar lo que es importante y por lo tanto disfrutar de mucho más tiempo.

Ya no te pierdes por las listas interminables de cosas que hacer.

Esto se consigue con un sistema de productividad o método de trabajo, eliminando masivamente las cosas que no tienen que estar en tu vida y priorizando correctamente las cosas a hacer.

No parece tan dificil, ¿verdad?

Estas son las tres fases que yo personalmente he vivido a lo largo de mi vida y que seguramente te has visto identificado en alguna.

Una vez dicho esto me gustaría mencionar que para mí hay tres áreas indispensables en la gestión del tiempo si de verdad quieres ser más productivo.

Por lo que estoy viendo, a nivel general en otras metodologías o en diferentes profesionales, suelen abordar una de las áreas que te voy a mencionar o incluso en el mejor de los casos abordan dos, lo cual me parece insuficiente.

 

3 Áreas principales para ser más productivo

 

1 – Energía

Es básicamente el combustible que vas a utilizar para llevar a cabo todas esas tareas a lo largo del día.

2 – Emociones

Aunque pueda parecer similar a la parte de energía no es exactamente igual.

Por ejemplo, tú puedes levantarte por la mañana muy descansado y con mucha energía, pero estar de malhumor de todas maneras.

Por lo tanto, a la hora de abordar todo lo que tengas que hacer no vas a ser tan eficiente, dado que tu sistema emocional no te está impulsando.

3 – Método

Consiste en un sistema de trabajo que te permita procesar todas las tareas para que fluyan a lo largo del día.

Una nota importante:  Obviamente por temas de espacio y de tiempo no voy a abordar toda la metodología y el sistema en sí de trabajo.

Pero sí que te voy a facilitar claves concretas y una información global de cómo funciona todo, así podrás informarte un poco más sobre detalles específicos para aplicarlo poco a poco y ser más productivo.

 

Tus nuevos recursos para ser más productivo

 

Productividad personal

 

1- Área de energía

 

Mejorar la calidad del sueño

  • Lo primero que te recomendaría es que te expongas a la luz solar lo antes posible durante el día, ya que está demostrado que afecta a los ciclos del sueño más tarde.
  • Intenta reducir el consumo de excitantes como el café, el té o la yerba mate a partir de las 2 de la tarde, ya que este efecto excitante puede durar entre 5 /7 horas y es disruptor del sueño.
  • Cuando se acerque la noche reduce la exposición a las luces azuladas porque este tipo de luz te mantiene despierto. Intenta que sean anaranjadas o rojizas.
  • Al irte dormir tu entorno debe estar lo más oscuro posible y ligeramente fresco, esto te va a permitir que consigas un buen sueño.

La alimentación

  • Te recomendaría alargar tus horas de ayuno. Cuando duermes estás ayunando y puede ser una buena práctica para ser más productivo alargar unas dos o tres horas más sin comer. Te va a permitir estar más espléndido y más vivo.
  • Cuando comas no te excedas del 70% de tu capacidad estomacal, así vas a evitar estar hinchado y caer en esa sensación de «adormecido».
  • Si vas a estar trabajando durante muchas horas te recomendaría que los hidratos de carbono que consumas sean de bajo índice glucémico, es decir, no te me zampes una barra de pan, pasta o arroz,  porque te vas a quedar dormido, sustitúyelo por verduras que no te van a producir ese efecto.

Higiene mental

Cuando hablo de higiene mental me refiero a la limpieza de tus pensamientos, que también te afectan en tu productividad.

Algunos consejos:

  • Agradecer a la vida todo lo que tienes durante las primeras horas del día, esta práctica te va a situar desde el punto de vista correcto para empezar a tener pensamientos de calidad.
  • Tener algún sistema disruptor o algún tipo de pregunta disruptora. Cuando te venga algún pensamiento negativo y no sepas muy bien cómo abordarlo tener una pregunta disruptura podría ayudarte mucho.

Por por ejemplo:

Si yo pienso algo negativo sobre mí mismo podría decirme:

¿Es esto siempre cierto o ha sido siempre cierto en todas las experiencias de mi vida?

Seguramente no sea así, pero a veces tu mente insiste y te convence de que es cierto.

Si aun así fuese cierto, podrías usar otra pregunta disruptora: ¿Y aunque esto fuese verdad, podría encontrar motivos en la vida para ser feliz igualmente?

La respuesta es sí. 😉

 

2 – Área de emociones

Como he comentado anteriormente las emociones y la energía están ligadas, pero no son exactamente lo mismo.

Lo que sabemos es que el estado anímico afecta a cómo hacemos las cosas.

Así que aquí algunas recomendaciones:

  • Observa en tu vida cuáles son los desencadenantes que hacen que te sientas de una forma determinada, por ejemplo: con malestar. ¿Es algún tipo de pensamiento? ¿es un grupo de personas ? ¿son determinadas acciones que estás tomando? Toma consciencia de esto para poder empezar a cambiarlo.
  • Entender y crear a voluntad los mensajeros químicos tales como los neurotransmisores y hormonas que afectan directamente a tu estado anímico. Si quieres saber más sobre esto puedes verte el siguiente artículo.
  • Ritualiza tu vida, esto significa coger una serie de hábitos o acciones que puestos uno detrás del otro y en repetidas veces genera un efecto en ti.

Un ejemplo sería un ritual propio que hago por las mañanas, consiste en lo siguiente:

– Doy gracias a la vida y eso me hace sentir bien.

– Me doy una ducha y acabo con agua fría. Eso me despierta y me hace sentir relajado.

– Hago estiramientos y me hace sentir muy bien cuando acabo.

– En el desayuno me tomo un café que me hace sentir motivado, despierto y preparado para el día.

Como ves son un conjunto de acciones que he puesto una detrás de otra y que me dirigen hacia un destino emocional que yo mismo he elegido. 

Recomiendo que tú también empieces a aplicar esta práctica desde hoy mismo.

 

3 – Área de método de trabajo

Es esencial tener un sistema o un método de trabajo para poder procesar las tareas correctamente a lo largo del día.

Te recomiendo lo siguiente:

 

Sistema GTD

El sistema que te recomiendo se llama GTD y fue creado por David Allen, este te va a permitir gestionar bien las tareas a lo largo del día (yo obviamente utilizo este sistema con mis herramientas, pero optimizado y adaptado 100% a mi contexto y tú debes hacer lo mismo).

 

Herramienta de gestión de tareas

Has de tener una herramienta de gestión de tareas. En mi caso yo  utilizo ToDoist para la gestión de tareas (pero podría ser cualquier otra) y utilizo Trello para la gestión proyectos pero podría ser tu cualquiera que haya. Te animo a informarte sobre las opciones que hay.

 

Método para priorizar

Priorizar correctamente las cosas que tienes que hacer primero a lo largo del día porque son importantes. Para esto utilizaría los 4 cuadrantes de Stephen Covey en donde se diferencia entre:  importante, no importante, urgente y no urgente.

Cuando comprendas esto va a ser muy fácil establecer a lo largo del día cuáles son las prioridades y qué es lo que tiene que ser hecho antes que cualquier otra cosa.

 

Técnica del pomodoro

La técnica del pomodoro que se encarga de dividir tus bloques de trabajo y de descanso. Se sabe científicamente que tu cerebro rinde mejor cuando tiene descansos.

No puede ser que hagas maratones de 2 horas seguidas sin descansar.

En mi caso, suelo utilizar tramos de 45 minutos de trabajo 5 minutos de descanso, pero también puedes hacerlo de 60 minutos de trabajo y 10 minutos de descanso o de 30 minutos de trabajo y 5 minutos de descanso. 

Esto es algo muy personal que tienes que probar y determinar cuál es correcto para ti.

 

Time blocking

Esto que consiste en bloquear periodos de tiempo en tu calendario. Todas aquellas tareas que vayas a hacer a lo largo del día sería interesante que las pusieses en bloques de tiempo en tu calendario.

Esto es importante por la ley del parkinson que dice:

 

El trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine. Clic para tuitear

 

Nunca te ha ocurrido en el trabajo que… te mandan una tarea para hacerla en dos horas como haces normalmente y de repente sale una urgencia y te dicen que esa tarea tiene que estar hecha en una hora y a pesar de todo la completas? 

Esto ocurre porque al limitar tu tiempo pones todas tus capacidades y recursos a trabajar para que esa tarea se cumpla en una hora, cuando normalmente te la haces en dos horas.

Lo que ha ocurrido es que has sido más eficiente, estás más enfocado y por lo tanto la has podido terminar.

Así que te recomiendo empezar a informarte, investigar y aplicar todo lo que te he comentado para ser más productivo y poder así hackear tu tiempo.

 

Conclusion

 

Si aplicas todo lo que he compartido a lo largo de este artículo serás parte de ese 10%/20% que siente que las cosas le cunden y además tiene tiempo.

Recuerda que el tiempo es un recurso limitado y que una vez utilizado ya no se puede recuperar.

Me parece indispensable que si te tienes respeto a ti mismo y a la vida que tienes por delante, empieces a tomar cartas en el asunto sobre este tema.

Me gustaría que me dejases algún comentario y me compartieses tu opinión.

¿Estás haciendo lo que he comentado actualmente?

¿Hay algo más que te gustaría añadir?

¿En qué situación te encuentras?

Lo que compartas será bienvenido.

 

Fotos Shutterstock: Sand Running de Min C. Chiu, Wooden Toolbox de Donatas1205


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.

    4 respuestas a "Cómo hackear el tiempo para ser más productivo"

    • Montse

      Que valioso vídeo! Felicidades Alberto, solo puedo estar agradecida de escucharte! Un abrazo!

    • Karina

      Excelente artículo!
      Si bien tengo un sistema de gestión de tareas basado en GTD , no había prestado atención al humor o emociones como área para mejorar mi productividad. Ahora focalizaré en esto para seguir mejorando.
      Muchas gracias Alberto por compartir tus conocimientos!

      • Alberto Blázquez Guzmán

        Buenas, Karina.

        Pues es un factor super importante para la gestión de nuestra productividad y afecta muchísimo, así que más vale tenerlo controlado.

        En este blog suelo hablar de estas temáticas así que te animo a seguir por aquí, seguro que encontrarás más información sobre el tema.

        Un saludo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------