Seguramente este sea uno de los temas pendientes y más importantes que muchas personas descuidan o que simplemente no prestan la atención suficiente.

Hace muchos años recuerdo que por necesitar la aprobación de los demás en más de una ocasión me veía haciendo algo que no me convenía o que no me apetecía.

Cuando tu vida se vuelve algo prioritario, cuando vivir de acuerdo a tus principios y propósito cogen relevancia, entonces cuidas más de tu tiempo y de tu presencia antes otras personas.

No porque seas un egocéntrico arrogante que se cree muy importante, pero practicar el arte del NO para mejorar la calidad de tu vida es un ejercicio muy… SANO.

Últimamente este es un tema que me atrapa y que estoy poniendo en práctica con mucho gusto.

¿Y sabes lo mejor?

Que notas las mejoras en muy poco tiempo.

Ya no dudas cuando te ofrecen algún plan y sabes que deberías rechazarlo.

Ya ni pestañeas cuando debes decir no a alguna persona que en el fondo sabes que… no va contigo.

Pienso profundamente que hay que decir no más a menudo, para liberar cargas de todo tipo y conseguir más en la vida.

Porque cuando te digo no, me digo sí a mí.

Porque cuando digo no a una propuesta, digo sí a otra que está en mi sintonía.

¿Lo pillas? 🙂

Esto me ha traído importantes beneficios y también lo hará contigo.

  • Tercero, una vida más minimalista.

Me acuerdo de aquellos días que estaba atiborrado de cosas que hacer, de personas con las que relacionarme y de un despilfarro de objetos materiales.

Sí, como lo lees.

Porque también se puede decir NO al impulso de comprar ese pantalón que quizá no sea del todo necesario o ese televisor que quedaría maravillosamente en tu salón.

Decir NO significa tomar la decisión de dejar espacio para algo mejor.

Tatúate esa frase a fuego, porque a mí me llevo años entenderlo.

Con estoy no estoy diciendo que vayas negando a diestro y siniestro, simplemente te pido que atines más el olvidado arte del NO, para ser más acertado con aquello que aceptas.

Cuando aplicas el no en tu vida creas un mayor espacio en tus relaciones, en tus tareas, en tus posesiones, en tu tiempo…

Casi sin darte cuenta empiezas a vivir de acuerdo a una vida más minimalista.

De repente…

  • Los que de verdad se quedan, son tus AMIGOS.
  • Lo que de verdad tienes, es lo que NECESITAS.
  • Lo que de verdad estás haciendo, es lo CORRECTO.

Y curiosamente esas 24 horas al día adquieren una mayor longitud.

Te animo a que empieces a decir NO para generar espacio en tus pensamientos, en tu armario, en tu agenda, en tus relaciones sociales.

Vuélvete en alguien más contundente con esta decisión.

¿Sabes que no vale la pena tener un pensamiento de queja?

Pues dile NO.

Dale lo que se merece y di sí a otra forma de pensar.

¿Tienes la casa llena de trastos que ni te has preguntado por qué los tienes?

Dile no al objeto que no deba permanecer más tiempo en tu templo sagrado.

¿Te pillas durante horas con personas que en el fondo no te traen nada bueno?

Diles que no y quédate tan ancho.

Vas pillando la idea, ¿verdad?

El NO te hará libre.

No solo de la trampa del tener más, del hacer más y del ser más, sino que además te llevará a lo esencial.

A lo importante.

A lo que tú eres.

Y a conectar contigo mismo.

¿Cómo sabrás que has hecho un mejor uso del no?

  • Porque tu confianza en ti mismo aumentará.
  • Porque tendrás lo que necesitas.
  • Porque te sentirás rodeado de la gente adecuada.

 

Ejercicios para aplicar desde ya

 

Ve a tu armario y coge algo que sabes que no necesitas y regálalo, véndelo o tíralo. Dile que no.

Cuando alguien de tu entorno te diga de hacer algún plan que básicamente haces por hacer, por no discutir o por encajar. Dile que no.

A lo largo del día de hoy si te pillas empezando alguna tarea que en tu fuero interno sabes que no tendrías que estar haciéndola porque no es importante para ti. Dile que no.

Si te pillas de camino a la cocina intentando comer algo sin saber por qué o para llenar un vacío. Dile que no.

Como te dije, el no te hará libre.

Y todos tus sí serán mucho más auténticos.

Me gustaría saber de ti, leer tus comentario, que me dieses tu opinión o si te has sentido identificado con el texto. En cualquier caso, si decides NO hacerlo espero que te haya hecho reflexionar y que lo apliques para tener una vida mejor.

 

Foto shutterstock: Egoísmo


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.

    5 respuestas a "Sano egoísmo: Cuando digo no me digo sí"

    • SONIA LUCIA CARVAJAL JURADO

      HOLA BUEN DÍA…..
      ….. ” CUANDO LOGRO LLEGAR A UNA CONCIENCIA ÚNICA DE MI REALIDAD, DE QUERER CAMBIAR Y SENTIR QUE SE LOGRA EL CAMBIO …
      Y CUANDO DIGO “. NO ” , SE QUITAN CARGAS Y LIBERO ESPACIO EN LA CONCIENCIA MÍA, … Y ESA POSICIÓN NO ME HACE MALA MUJER , NI MALA HIJA, ,NI MALA HERMANA, NI MALA MAMA , NI MALA ESPOSA , NI MALA AMIGA… ESO LLENA EL ALMA Y EL CORAZÓN … DE PAZ , TRANQUILIDAD Y DICHA…
      GRACIAS POR REGALAR ESTE ESPACIO TAN MARAVILLOSO .. ❤️❤️❤️

    • Begoña

      ¡Hola Alberto!

      De acuerdiiiisimo, jeje, el NO tal como lo enfocas en tu artículo es indispensable en la vida. De hecho, para mí, la práctica del NO es una forma de respeto hacia uno mismo.

      Soy altamente egoísta en ese aspecto 🙂 aunque también te diré que hay en áreas o en situaciones que me es más complicado hacerlo pero siempre que lo hago (porque así lo siento en mi interior no por el hecho de decir NO, claro, jeje) me siento más conectada conmigo misma y siento como una sensación de libertad.

      Como bien dices, se dice NO para decir SI a otras situaciones, cosas o personas que están en sintonía con uno.

      Gracias por compartir, creo que es esencial escucharse y ser coherente con uno mismo, para eso hay ocasiones en las que hay que decir NO, a pesar de…

      ¡Abrazo!

      • ¡Hola Begoña!

        Pues es tal como lo dices, decir NO es una forma de autorespeto y congruencia con uno mismo cuando de verdad lo sientes así. ¡No hay más!

        Lo que muchas veces nos han educado para todo lo contrario y entonces el infeliz acabas siendo tú.

        A propósito, enhorabuena por tu blog y mucha suerte con el proyecto 🙂

    • Jacquie

      Lo de decir “no” a muchas cosas de verdad ayuda muchisimo en la vida. Hace 1 año empecé a usar una frase que se relaciona mucho con este post que dice: “Cuando a ti te sobra algo, a otro le hace falta”, y desde ahi empece a regalar un monton de cosas que tenia en casa, pero vaya que eran bastantes!! y senti literalmente como si quitaran un gran peso de mi “equipaje de la vida”; desde ese dia sigo botando cosas que realmente no necesito para asi dar lugar a que lleguen cosas nuevas a mi vida. Bendiciones a todos !!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------