Es un tema en el que nos vemos envueltos constantemente, no nos damos cuenta respecto a su presencia pero está ahí en todo momento. Estoy hablando del valor que te define como persona, aquello que te compara con todo los otros seres que hay a tu alrededor.

O quizá… ¿estamos partiendo desde un enfoque equivocado?

Desde luego que sí.

Antes que nada me gustaría resaltar que el valor que poseen tanto las cosas como las personas es simplemente una ILUSIÓN. Te pediría que lo leyeses las veces que fuese necesario hasta que quedase grabado en tu mente, puesto que la valoración es simplemente una etiqueta que otorgamos pero eso no define en absoluto.

He querido resaltar este concepto porque he visto infinitas veces caer en la trampa a un incontable número de personas, incluyéndome a mí mismo. Tenemos una naturaleza innata de definir nuestra valoración dependiendo de las distintas opiniones y aprobaciones que recibimos del exterior. Cuantos más votos positivos acumulemos más valiosos somos, cuanto menos feedback positivo poseamos, menos valor tenemos.

Si funcionamos desde este encuadre, nos posicionamos desde un lugar de escaso poder sobre nosotros mismos, puesto que éste va a estar en manos de los demás que podrán determinar a su antojo lo valioso que eres. Estarás dependiendo de la validación externa.

Otro enfoque que surge en la batalla que se genera al estar en un mercado dónde el ser más preciado es el que gana, sería el de la soberbia. La persona que funciona desde esa realidad vive en un absoluto miedo e inseguridad sobre sí mismo, pero en unos límites inimaginables, aunque pueda parecer todo lo contrario. Éste se caracteriza por una actitud en dónde intenta a toda costa disminuir el valor de los demás, para poder vivir temporalmente en un lugar más elevado. Quien vive desde este paradigma ha de estar en una lucha constante y a su vez el poder sigue estando en el exterior, dado que los demás han de seguir teniendo una valoración menor respecto a él.

 

Tanto si vives desde la soberbia, como si vives menos preciándote, ambos destacan por ser una ilusión y un simple sueño.

 

Permíteme llevarte a la siguiente reflexión…

Mira por un instante tus ojos, quizá sean azules, verdes, marrones… ¿Vas pidiendo validación externa sobre ellos? Lo normal es que no. ¿Te pillas preguntándole a la gente sobre si serías más valioso si estos fuesen algo más claros? ¿ O quizá si fuesen un poco más grandes? Puedo decir casi con total seguridad que no vas haciendo eso.

 

¿Por qué?

Porque tus ojos simplemente SON. Es algo que simplemente ESTÁ y forma parte de lo que ES. Y eso ya le otorga un valor intrínsico como a todo lo que existe.

Y no determinan tu valor como persona, sería ridículo que estuvieses inseguro y con baja autoestima porque la gente opina que no tienes unas pestañas lo suficientemente largas y los ojos un poco más almendrados.

Pero… Si esa perspectiva es totalmente ridícula… y no nos afectaría lo más mínimo. ¿Por qué te afecta en otros niveles? ¿Por qué si no tienes una casa más grande que tu vecino te empequeñeces? ¿A qué se debe que si trabajas como peón de albañil se te vea con menos valor que el jefe de una gran multinacional?

Algunos podréis decir, es bastante evidente Alberto. Y os tendría que decir que por supuesto que hay muchas razones para explicarlo, dado que la sociedad, nuestras creencias populares y la forma en que hemos configurado nuestra realidad dan como resultado que sea más que evidente percatarse de esos detalles. Pero que sea lo común no quiere decir que sea lo absoluto y verdadero, por lo tanto mi reflexión simplemente te anima a que te valores, porque realmente tienes un valor intrínsico como todas las cosas que percibes.

De esta forma, paulatinamente te irás dando cuenta con más frecuencia cuando se presenten situaciones en las que ni reflexionabas sobre ellas y simplemente las aceptabas. Así tendrás la oportunidad de no aceptar juicios de valor que no te pertenecen a ti y que por supuesto, no te definen como persona.

 

IMPORTANTE

Si te ha gustado el contenido del artículo, más te va a gustar un vídeo curso de hora y media que estoy regalando de optimización personal, básicamente para desarrollarte personalmente y mejorar tu vida, si estás interesado puedes suscribirte en mi Newsletter y te lo envío en menos de 1 minuto.

Photo Credit:  Yuri Samoilov Photo


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.

    2 respuestas a "¿Qué determina tu valor como persona?"

    • RUBEN BAQUERO

      muy interesante todo lo q se dice sobre el valor

    • Antonio Kaik

      Nuestro valor varía según la valorización que nos da el necesitado
      Pero si el necesitado ya no nos necesita
      nuestro valor para esa persona desaparece
      Entonces que es el valor si este depende de la necesidad externa?
      Quizás el valor es como la energía
      Este nunca desaparece
      Solo se transforma
      De ser así
      tendremos que descubrir
      Un nuevo objetivo
      Una nueva meta
      Un nuevo lugar o comunidad
      Una nueva persona
      Que nos sepan valorar, para darle un uso
      Productivo y virtuoso a nuestras cualidades y talentos como persona,
      Donde nuestro valor , sea reconocido para sentirnos valorados y apreciados una vez más.
      Me pregunto …
      Se podrá valorar uno mismo sin una apreciación externa ?
      Creo que sería soberbio pensar que uno mismo tiene un determinado valor
      , sin este ser reconocido …Sería como decir que una roca vale un millón o que un Diamante vale céntimos. Lo que le da el valor a la Roca y al Diamante, es la opinión de terceros, por lo tanto , de nada nos sirve decir o creer …sin la opinión de terceros , aunque este grupo de terceros consté de solo uno.
      Se necesitará más allá de lo que uno mismo se pueda dar o estimar, para que este sea un valor de verdad .
      Creo poder concluir , que

      Nuestro valor como personas , dependerá siempre de los demás …Seamos cautos en decidir con quién , quienes o en donde nos vamos a rodear ya que existe una Demanda de tu persona en algún lugar en especial.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------