No vendas, evangeliza

 

Hay un mal que acompaña a la mayoría de las personas cuando inician su viaje en el mundo emprendedor. Les entusiasma esa idea, enloquecen con lo que hacen y ponen su pasión en acción. Todo parece perfecto y es el camino a seguir, hasta que aparece en el trayecto un concepto íntimamente ligado con todo aquel que se embarca en esta aventura. Y se le conoce como “la venta”.

Es escucharla e inmediatamente se origina un nudo en tu estómago, se seca tu boca y te invade la incomodidad. Repentinamente tu proyecto empieza a perder encanto. ¿Por qué detestamos tanto la venta?

Pues principalmente porque llega a nuestra mente la imagen del clásico vendedor de enciclopedias que todo el mundo considera un pesado al que están deseando deshacerse lo antes posible. Además de, estar condicionados genéticamente para sentir terror ante el rechazo. El ser humano sufre y padece cuando no es aceptado, está escrito en nuestro ADN y forma parte de nosotros. ¿Puedes imaginarte a alguno de nuestros ante pasados que fuese rechazado por su tribu? ¿Cómo podría defenderse de los animales salvajes que habitaban a su alrededor? ¿De dónde recibiría el amor y afecto de otras personas? El rechazo es uno de los grandes miedos que intentamos evitar a toda costa. Y, aún a día de hoy, está muy presente.

Pero siento decirte que la venta, o un mínimo de actitud comercial es indispensable para tu proyecto. Incluso me atrevería a decir que para la vida misma, ya que en todo momento nos estamos vendiendo. Y más en los tiempos que corren.

Pero llegó a nosotros un concepto que ya había existido desde tiempos inmemoriales y trajo paz a nuestros corazones. Alguien muy astuto dijo: “No vendas, evangeliza”. Y todo aquel que lo entendió se puso manos a la obra, no paró ni descansó. Se puso en acción día y noche. Vender ahora resultaba estimulante, su cara reflejaba satisfacción y había brillo en sus ojos.

 

[box type=”shadow”]

¿Qué había ocurrido?

 [/box]

 

Pues que entendieron y aplicaron las dos claves básicas para dejar a un lado la venta y abrir paso a la evangelización. Y éstos son los siguientes…

Actitud evangelizadora: Una persona que trabaja desde aquello que le apasiona y te habla de ello, es un evangelizador. Su actitud es persuasiva, convincente y llena de beneficios. No está pensando en recibir, sino en dar, dar y por último, dar. Desea que todo el mundo conozca su pasión, e inevitablemente se vuelve talentoso en aquello de lo que habla. Convence al intelecto y susurra al corazón, ocurriendo de manera natural y sin esfuerzo.

En ningún momento  tiene la sensación de estar vendiendo, sino de estar haciendo un valioso regalo. Aquello que llamamos venta surge de forma espontánea, pero con total transparencia sin ningún tipo de segundas intenciones.

Tu tribu evangelizadora: Tienes una pasión y un mensaje tan potente, que se acerca a ti gente tan enamorada de lo que hablas como tú. Es emoción en estado puro, y eso mueve a las personas.  Ahora ya no vendes, sino que la gente acude a ti. Entusiasmadas por tu idea, tu mensaje, tu estilo de vida (que puede incluir productos y servicios). Y están dispuestos a compartir y experimentar eso que ofreces. Como por arte de magia, tu actitud te llevó a la venta, a un interés genuino de las personas por saber de ti y tu trabajo, pero ocurrió sin esfuerzo. Sin los nervios en el estómago, sin el rechazo que te generaba ser un comercial en busca de una puerta a la que tocar. Ahora tienes una tribu y son personas que no has de convencer de absolutamente nada, porque al igual que tú, evangelizan aquello que estás vendiendo.

Espero que te haya resultado inspirador, y que te abras a la posibilidad de lo dicho aquí para encontrar un camino diferente de enfocar las ventas.

 

Photo by: photosteve101

 


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.

    7 respuestas a "No vendas, evangeliza"

    • CHARO TELLO

      Me ha venido como anillo al dedo…gracias!!

    • Borja Teruel

      Me ha gustado mucho tu post, llevaba tiempo queriendo leer algo asi. Muchas gracias de verdad, me apasiona ver gente con tanta pasion como la tuya, te sigo en twitter. Un saludo!

      • Alberto Blázquez Guzmán

        Hola Borka,

        Muchas gracias por tu comentario. Me alegra que el contenido inspire y sirva a otras personas ( ese es el propósito). Espero seguir viéndote por aquí.

        Un saludo!

    • Agustina

      Eso es, la pasión mueve montañas, y si logramos unirnos, aportando cada uno nuestra pasión particular, podemos conseguir objetivos impensables.
      Deseo que nuestra tribu vaya en aumento, que se unan a ella personas de todas las edades, especialmente los más jóvenes.

      Salud !!

    • Paulina

      Muy bueno, como todos tus post …..absolutamente de acuerdo eso es pasion…..como la PNL lo es para mi!!!!!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------