Todavía recuerdo cuando estaba plasmando mi idea de negocio lo feliz que me hacía pensar que iba a ayudar a otras personas con lo que hago hoy en día.

Es una etapa maravillosa con mucha ilusión, fuerza y que lo das todo para arrancar cuanto antes.

Si bien es cierto que tenía muchos miedos y dudas lo que quería era tenerlo todo montado rápidamente para que fuese una realidad y no solo un sueño.

En esta etapa en la que estamos apunto de arrancar nuestra empresa digital o hemos empezado hace muy poco solemos movernos entre 2 pensamientos:

 

  • El primero es que nosotros pensamos que como entendemos sobre lo que hablamos y  además le ponemos corazón, pues de alguna forma las personas de ahí fuera verán eso y nos comprarán.

 

  • El segundo es pensar todo lo contrario: ¿quién soy yo para ofrecer esto? cuando te entran las dudas te saboteas y pierdes la fe en ti. De repente te sientes como un profesional que está estafando o que no es suficientemente bueno.

 

Los dos excesos son malos y has de pillarte cuando caigas en alguno de estas 2 formas de pensar.

Porque la verdad es que ni eres tan malo como te crees como para quedarte sin hacer nada, ni eres tan bueno como para que la gente lo vea y te reciba con los brazos abiertos.

Lo que hay ahí fuera es grande, extenso y complejo y si no estás bien encaminado te puedes venir abajo muy rápido.

Y en esto voy a ser muy tajante, si no te pones a vender desde el principio y te acostumbras a hacerlo con frecuencia estás perdido.

Sí, literalmente.

Estás fuera del juego.

 

Desde el primer minuto deberías estar vendiendo con tu negocio. Clic para tuitear

 

Esto me sorprende porque a algunos les parece extraño, porque si no vendes… 

¿Cómo esperas sobrevivir como empresa?

Estamos hablando de una empresa, no de un hobby.

De la misma forma que tu necesitas alimento para sobrevivir, tu empresa necesita ingresos para prosperar.

Parece obvio pero no lo es tanto cuando me encuentro a personas reticentes con la idea de que han de vender de manera proactiva desde el primer momento.

Por eso es importante antes de empezar nada tener una idea de tu modelo de negocio: básicamente de cómo vas a aportar valor y de qué forma se va a monetizar.

Porque sin tener claro esto… estás empezando muy mal.

Y otra cosa importante cuando comienzas es ampliar o crear tu red de contactos.

Esto te lo explicaré más adelante también pero tus contactos pueden ser tus propulsores esenciales para crecer cuando sales de la nada.

 

NO ME GUSTA LA VENTA

Ya, bueno, ni a mi me entusiasman las ensaladas, pero comer verde es saludable, verdad?

Bromas a parte 😄

Como he dicho antes, a la mayoría de gente no le gusta vender, ni a mi tampoco me gustaba.

Se tiene esta idea en los negocios digitales como que algún tipo de “poder divino” hará que la gente venga a ti y vean el valor que tú ves en lo que haces y finalmente te contacten para que les ayudes.

Siento decirte que eso no va a pasar.

Más bien para que eso pueda ocurrir en algún momento, TÚ debes empezar a vender de manera proactiva y moviéndote mucho. 

Esto es algo que a muchos les incomoda porque para ellos vender es como aquel vendedor de enciclopedias que te venía a tocar a la puerta de tu casa y que te intentaba vender algo que no te interesaba lo más mínimo.

Y ahí está la clave: que no te interesaba lo más mínimo.

La gran diferencia es que el vendedor de enciclopedias no estaba nada especializado en un nicho de mercado, si no que su cliente era cualquier persona.

Por eso, ese vendedor a los ojos de los demás está vendiendo en vez de servir.

Porque si tu te especializas de verdad y entiendes bien a quién quieres servir, la persona que se acerque a ti no va a tener esa sensación de que le “quieres encasquetar algo” si no de que realmente estás ahí para ayudarle.

Por eso es interesante en el entorno digital crearte una base de datos de personas interesadas en tus conocimientos y propuestas.

Pero resumiendo: mi recomendación es que has de empezar a asociar tu venta a servir.

Porque cuando tu sientes que sirves a los demás con tu propósito para dejar el mundo mejor de lo que estaba entonces esas malas sensaciones desaparecen.

Por otra parte, a pesar de lo que te he contado esto no te libera de tener que aprender el arte de la venta.

Que como te puedes imaginar es una habilidad como cualquier otra y por lo tanto, se puede desarrollar.

Y si estás empezando la debes desarrollar sin excusa alguna.

Date cuenta que te has estado vendiendo siempre, desde que tienes uso de razón:

  • En esa entrevista de trabajo que tuviste para sacarte un dinerito los veranos.
  • Con esa novia que conociste y que al final estuvisteis varios años juntos.
  • Cuando tus padres te permitieron ir a esa fiesta que no terminaba de convencerles.
  • Etc.

Lo has estado haciendo siempre con más o menos arte, pero siempre.

Simplemente has de aprender los puntos clave de esta habilidad y enfocarlo adecuadamente a tu sector profesional y principalmente a tu especialidad.

Entonces cuando hayas pasado tiempo haciéndolo, conozcas bien tu nicho de mercado, tus productos y los procesos de venta para cada cosa, ahí es cuando podrás delegarlo.

Podrás trasladar los entresijos y triquiñuelas de tu nicho de mercado en concreto a alguien que ame de verdad la venta.

Tan solo deberás asegurarte de que crea en lo que estás ofreciendo y conozca muy bien tus productos y servicios.

 

NO SÉ QUÉ VENDER

 

Vale Alberto, me has convencido pero la verdad que no sé qué vender.

No sé si crear algún producto.

Si crear una experiencia premium y venderla…

¡No tengo ni idea!

 

La forma más fácil de vender hoy mismo es ofrecer tu conocimiento a través de una asesoría o consultoría. Clic para tuitear

 

Asesorar a través de un servicio es una forma rápida y sencilla de poner tu talento al servicio de los demás.

Esto te va a permitir conocer los problemas reales del perfil de cliente que te viene y sus características.

Además, esta información te va a permitir crear productos más especializados que serán soluciones para que no tengan que pasar por tu servicio.

Esto te liberará de tener que estar físicamente presente y podrás escalar tu negocio.

Sin embargo, pensar en otras formas de servicio o productos justo en tus primeros pasos es algo que no te recomiendo y mejor hacerlo algo más adelante.

La buena noticia es que si has estado el tiempo suficiente ofreciendo tu asesoría y has validado que se vende y funciona, podrás sistematizar el proceso y enseñárselo a otros para que puedan conseguir el mismo resultado que tu consigues personalmente.

Como digo, esto es algo a tener en cuenta para más adelante, pero siempre has de tener la idea de poder escalar tu negocio.

Pero como ves, antes de empezar formas complejas de venta has de arremangarte tú la camisa y pasar tiempo con tus clientes ofreciendo tu servicio.

Además de ser algo rapidísimo y que podrías hacer hoy, te va a permitir crear una gama de productos y servicios que nacen de una idea validada.

 

AMPLIAR TU RED DE CONTACTOS

Mi segunda recomendación y casi igual de importante es que te pongas a crear o aumentes tu red de contactos profesionales.

Esto es esencial cuando estás empezando y conozco a personas que este detalle les ha hecho despegar como un cohete.

¿Nunca has visto la típica persona desconocida que sale a la luz por algún influencer o Youtuber y de repente gana muchísima popularidad?

Pues eso es un efecto secundario de una buena red de contactos.

Como bien sabrás en los inicios no te conoce nadie, casi ni tu propia familia sabe que tienes un proyecto entre manos e incluso tus amigos te dan la palmadita en la espalda con cierta incredulidad deseándote suerte con tu nuevo camino.

La realidad es así, pero…

En el mundo online tienes una oportunidad fantástica para crear contactos con profesionales de tu mismo nicho de mercado o profesionales de nichos complementarios al tuyo, e incluso expertos.

La cuestión aquí es tener un acercamiento genuino, con ganas de compartir, colaborar y aportar un valor mutuo, de esa manera realmente pueden salir cosas muy interesantes.

Además nace la oportunidad de crear propuestas de valor conjuntas que de manera individual no saldrían.

Y algo muy importante: te permite también saber lo que se cuece en tu mundillo y saber lo que pasa a tu alrededor.

Con esto no me refiero a chismes o cotilleos, de eso has de pasar olímpicamente.

Más bien me refiero a las nuevas tendencias, lo que está funcionando y formas totalmente nuevas de ofrecer más valor.

Lo que conseguirás será dejar de vivir en una burbuja y tendrás la oportunidad de contrastar tus propias experiencias empresariales junto a otros en contextos similares.

Fíjate que conozco personas que incluso para no dejar de atender esta área tan importante se lo establecen como hábito.

Te estoy hablando de personas que llevan años con sus negocios digitales perfectamente funcionando.

Así que en tu caso el hábito de contactar para crear nuevos contactos profesionales debería ser una práctica obligada.

 

CONCLUSIÓN

 

Si has hecho bien tu trabajo antes de lanzar tu empresa online que es:

Entonces estás listo para empezar a alimentar tu empresa, a través de ingresos y buenos contactos.

Como te he comentado a lo largo del artículo lo primero que deberías hacer, hoy mismo, es crear tu servicio de asesoría/consultoría y testearlo YA.

Esto lo puedes crear en una tarde mismo.

Después haz una landing page o página de descripción del servicio sencillita con una forma de contacto.

Cuando ya tengas tus primeros contactos deberías empezar a practicar el arte de la venta, llamando a tus potenciales cliente e incluso mejor si puedes formarte en esta habilidad a la vez que haces esto.

Y por último, recoger feedback e información para mejorar y obtener nuevas ideas.

Por otra parte, no te olvides de crear o ampliar tu red de contactos profesionales.

Te lo pongo sencillo:

  • Contacta con personas interesantes para que os podáis aportar valor mutuamente.
  • Crea relaciones reales, genuinas y valiosas.
  • Colabora en crear proyectos junto a otros que sean complementables al tuyo
  • Acostúmbrate a relacionarte con gente de tu mismo mundillo para saber lo que pasa por tu nicho y aprender entre todos. 

Y si te he convencido y vas con todo, entonces, te sugeriría que te pusieses como hábito contactar con alguna persona nueva 1 vez al mes.

 


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.

    4 respuestas a "He lanzado mi negocio digital ¿Y ahora qué?"

    • Manu

      Muy buen artículo, Alberto.
      Es curioso como siempre ese «pepito grillo» que todos tenemos nos impide a veces avanzar en nuestros caminos con palabras como: «No eres suficientemente bueno», «ya hay otros que lo hacen mejor que tu», y en muchas ocasiones nos hacen abandonar nuestros proyectos. Por suerte se puede seguir adelante a pesar de lo que te diga, ese parloteo mental al parecer no es más que una forma compleja que tiene nuestro cerebro de cuidarnos, por extraño que suene leerlo.
      Me ha gustado especialmente del post como empezar a vender en los comienzos, escuchando lo que los clientes necesitan y adaptándote a ellos.
      Enhorabuena también por la página, muy minimalista y muy cómodo de leer, se nota que «respira».
      Un saludo.

      • Alberto Blázquez Guzmán

        Hola Manu!

        Muchas gracias por comentar.

        EXACTO, nuestro cerebro aunque extraño que parezca a veces siempre busca protegernos.

        Sí, siempre intento que en los diseños sea todo sencillo, fácil y accesible 🙂

        Por lo demás, te deseo mucha suerte con tu proyecto!

        Un abrazo.

    • Francisco Gámez Muñoz

      Muy buen post, Alberto.

      Describe perfectamente la situación problemática por la que la mayoría de los emprendedores online tarde o temprano pasamos y ofrece una solución tan simple que la mayoría no somos capaces de verla, como suele ocurrir normalmente con este tipo de soluciones.

      Me ha gustado tanto el mensaje, genuino (al menos para mí hasta ahora) como su forma simple y estructurada de exponerlo.

      Muchas gracias por tu aporte de valor.
      Un abrazo.

      • Alberto Blázquez Guzmán

        Hola Francisco!

        Es tal cual, como tú dices.

        En sí con lo que comento no estoy inventando la pólvora pero muchas veces buscamos recursos y formas «exóticas» cuando lo más sencillo y lo que ha funcionado toda la vida sigue igualmente haciéndolo hoy en día.

        Gracias por comentar 🙂

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------