¿Alguna vez te has parado a pensar por qué tomas las decisiones que tomas? ¿Cuál es la causa por la que en ocasiones quieres hacer cosas y no las haces? ¿Has caído en la cuenta de qué fuerzas impulsan a crear tu vida de la forma en que la estás creando?

Antes de continuar, párate unos instantes a reflexionar sobre estas preguntas y respóndelas con total honestidad. Nada como grandes preguntas para obtener grandes respuestas.

Ahora me gustaría presentarte las dos grandes fuerzas que estructuran nuestra vida:

 

–          Evitar el dolor: Exactamente, ¿Cuántas veces te has pillado evitando algo por las consecuencias que supondría? ¿Aun sabiendo que esto mismo más adelante podría ser beneficioso para ti? Déjame que te lo muestre con una pequeña historia:

Luis y Susana se conocen desde hace cinco años, y llevan como pareja cuatro años y medio. Desde hace un tiempo, ambos tienen la sensación de que nada es igual, que no existe el feeling que había en un inicio. Además discuten constantemente, a la mínima saltan chispas y se ha terminado por convertir en una relación tóxica. Los dos son conscientes de la situación y en diferentes ocasiones lo han hablado para poner solución, desafortunadamente no hubo entendimiento. Sin embargo, ninguno decide poner remedio a lo que está ocurriendo.

¿Cuál crees que es la causa de que nuestros dos personajes a pesar de todo sigan juntos? Si estás conmigo, habrás caído en la cuenta de que tanto Luís como Susana están valorando la situación y para ambos les supone más dolor el hecho de separarse de su compañero y tener que lidiar con el duelo que supone dicha acción, que el hecho de seguir manteniendo la misma relación desgastada a la que ambos están acostumbrados.

 

[box type=”shadow”]

¿Te has dado cuenta de cuantas veces en nuestra vida intentamos evitar el dolor en pos de algo que sabes que te beneficiaría?

[/box]

 

Vamos a por la otra fuerza, igualmente importante.

 

–          Buscar el placer: Eso es, ¿Recuerdas esa vez en que estabas a dieta y no pudiste evitar el placer que te proporcionaba ese trozo dulce y crujiente de chocolate? ¿Y esa vez que tenías programado hacer unas tareas y decidiste aplazarlo para ir a tomar algo con tus más íntimos amigos? Imaginemos lo siguiente:

Alfredo empezó hace escasos días un plan de entrenamiento que le devolverá de una vez por todas ese cuerpo saludable con el que se sentía a gusto. Parecía simple, tres días a la semana de ejercicio con pesas acompañado de ejercicios aeróbicos. Pasado el fin de semana, llegó nuevamente el día, el querido Lunes. Tocaba ponerse manos a la obra y a ejercitar el cuerpo, pero algo inexplicable ocurrió Alfredo echaba en falta una de esas siestas tan placenteras que hacía en el pasado, así que decide saltarse su plan de ejercicios ya que “no pasa nada”. Sin darse cuenta, el placer que le proporcionó la siesta le hizo dejar a un lado los días siguientes su compromiso con el ejercicio.

¿Pero no quería Alfredo conseguir ese cuerpo saludable que tanto deseaba? ¿Has observado la importancia que tienen estas dos fuerzas en la vida? Es de vital importancia conocer el funcionamiento de esto y entonces, ponerlo a jugar a nuestro favor.

Como dato curioso, me gustaría añadir que, así mismo el ser humano le otorga más poder a evitar el dolor, que a buscar el placer. Puesto que, somos adictos a nuestra zona de confort que tan buenas sensaciones de seguridad nos reporta.

¡No te pierdas en uno de nuestros próximos artículos, la explicación de cómo utilizar todo esto de manera positiva y beneficiosa para nuestros objetivos! (Leer artículo)

 

Photo credit:  nattu

 


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.

    2 respuestas a "Las 2 grandes fuerzas que mueven nuestra vida"

    • Ana Maria Tuberosa

      Me ha gustado mucho, el articulo. Sobre todo el de la pareja, y asi pueden pasar toda la vida en esa relacion toxica pero le agrego un detalle carencia de autoestima. Un saludo.

    • Alberto Blázquez Guzmán

      Muchas gracias Ana María. Cuando lo escribí me pareció que iba como anillo al dedo lo de la relación tóxica. ¡Y gracias por el detalle que has agregado! 🙂 Un saludo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------