Normalmente vivimos nuestras vidas como si fuéramos eternos y como si la muerte nunca fuese a llegar.

Más allá de las creencias que tengas, tanto si piensas que haya vida después de la vida o no, la realidad es que el cuerpo físico llega un momento en que se desvanece.

Al no tener consciencia en el día a día de nuestra naturaleza finita y de que la muerte algún día va a llegar, hace que empecemos a desarrollar comportamientos como:

  • Dramatizar por cosas sin sentido
  • Dar excesiva importancia a cosas que no la tienen
  • Establecer de manera incorrectas prioridades
  • Etc.

Esto en parte ocurre porque no tienes interiorizado que tu tiempo aquí es limitado.

Cuando vives e interiorizas esta verdad se produce un “clic” en ti que automáticamente te cambia tu perspectiva sobre la vida y vivir se convierte en un asunto urgente.

Si vives sin consciencia sobre tu muerte lo que suele ocurrir es que vives bajo la distracción y la evasión, malgastando tu tiempo como si fuese dinero que nunca te costó conseguir.

  • Empiezas a ver la tele en exceso
  • Navegas constantemente en Internet como si no hubiese un mañana
  • Pasas demasiado tiempo con personas y eventos que no son para ti

Entre muchas otras cosas que tu perfectamente sabes y haces con frecuencia al no valorar suficientemente tu vida.

 

La muerte nos hace volver a la esencia y a valorar cada segundo de nuestras vidas. Clic para tuitear

 

Lamentablemente nos damos cuenta de esto tras los duros golpes de la vida.

  • La muerte de un ser querido
  • Un accidente desastroso
  • Una enfermedad grave

Acontecimientos impactantes que nos hacen valorar la manera en que vivimos y empezar a vivir de una manera más coherente con nosotros mismos.

Aun así, son muchos que a pesar de todo eligen la evasión porque la verdad es tan dura e intensa que es mejor distraerse con otras cosas.

Entonces nuevamente nos olvidamos y somos absorbidos por los quehaceres diarios que nos conducen a nuestra antigua forma de vivir.

Por esta razón, también es importante no llenarse de tareas y priorizar bien tus elecciones diarias para tener tiempo de reflexión e introspección.

Porque desde el automatismo simplemente no nos damos cuenta y llegaremos a un punto en que nos preguntaremos: ¿cómo he llegado hasta aquí?

La muerte es un tema tabú que poco a poco se está normalizando, pero filosofías tan antiguas como la estoica y la budista ya tomaban consciencia de la muerte y la tenían muy presente.

Los estoicos la utilizaban como herramienta para tener más templanza y serenidad en sus vidas.

Cuando les llegaba su hora simplemente lo enfocaban como: “ esto es algo que ya sabíamos que iba a llegar”

Al recordar esto en su vida diaria habían adquirido la capacidad de aceptar que formaba parte del proceso de la vida y a respetar mucho más la manera en que estaban viviendo.

De la misma manera, los budistas contemplan la muerte en sus meditaciones para interiorizar el estado imperecedero de todas las cosas en este mundo.

 

Qué dicen los expertos sobre la muerte

 

Hay personas que han dedicado su vida a estudiar la muerte muy de cerca y los últimos días de vida de miles de personas.

Como podría ser el caso Elisabeth Kübler-Ross, una de las mayores expertas mundiales sobre la muerte.

Encontramos reflexiones como que la vida es algo que puede cambiar en cualquier momento y que ninguno sabemos el día ni la hora que le toca irse.

la muerte no es el final

Por eso una de las recomendaciones más importantes es sanar esos vínculos que nos importan y no dejar este mundo con arrepentimientos.

Además de aprender a valorar cada minuto de nuestra existencia y dejar de tratar el tema de la muerte como un tabú, ya que aceptarla y tenerla presente nos ayuda a perder el miedo.

Esto nos ayudará a vivir mucho más en paz, felices y alineados con nuestras vidas.

También se dio cuenta que a la gente que estaba a punto de fallecer se hacían preguntas como:

  • ¿He vivido la vida que quería?
  • ¿Mi vida ha tenido sentido?
  • ¿He amado?
  • ¿Me han amado?

 

Lo que nos enseña la muerte

 

Hay que aceptar las cosas más tal y como son

Algo que aprendes cuando tienes la muerte más presente es que pocas cosas realmente tienen una importancia de peso como para que nos puedan amargar la existencia.

De esta manera los infortunios de la vida pierden su fuerza y aprendemos a convivir con ellos como parte de nuestro camino.

De la misma manera aprendemos a dar la bienvenida a todo lo bueno que se nos brinda.

 

Hay que enfocarse más en el ahora

La realidad es que vivimos una constante secuencia de momentos presentes.

El segundo que estás viviendo ahora da la bienvenida al siguiente y así sucesivamente.

Como dice el escritor Eckhart Tolle: “No tenemos más que el momento presente”

Esto lo que hace es que empieces a vivir una experiencia sin tiempo “mental” y tener el foco en este momento.

 

Hay que vivir las experiencias con la mayor intensidad posible

La muerte nos ayuda a resucitar al niño interior.

Recuerda que cuando eras niño vivías todo con asombro y mayor intensidad.

Poco a poco con el paso de los años, normalizamos todos los procesos y se pierde parte de la “magia” e intensidad.

Esto en parte es debido a que sabes que vas a vivir esta experiencia una y otra vez y por lo tanto se vuelve repetitiva.

Pero date cuenta de algo.

Si te dijese que mañana es tu último día y tuvieses que madrugar para ir al trabajo al día siguiente, seguramente atarte los cordones y salir caminando hacia la oficina adquiriría una especie de matiz “mágico”.

De la misma manera que le ocurre al que sabe que va a despedirse de un sitio por última vez.

La experiencia se vuelve mucho más intensa y vuelves a revivir todos los colores de la experiencia en sí.

 

Hay que tener espacio para volver a uno mismo

La muerte nos invita a indagar en nosotros mismos, en nuestro mundo interno, en observarnos y en escuchar cosas que antes ignorábamos sobre nuestra persona.

En definitiva, nos ayuda a conocernos mejor.

Como efecto secundario esto nos ayuda a ser más coherentes en la vida que llevamos.

De repente, todo adquiere una mayor lógica y orden en tu vida.

Pasas tiempo con las personas que debes.

Acudes a las actividades que encajan contigo.

Y utilizas tu tiempo y energía en aquello que te hace sentir alineado con tu persona.

 

Conclusión

 

La muerte puede ser un instrumento potentísimo para aprender a vivir mejor.

En el artículo no estoy invitando a pensar de manera enfermiza y constante sobre la muerte, porque eso nos podría llevar a la tristeza y depresión.

Pero tener consciencia de ella nos puede ayudar a vivir de una manera más coherente, alineada y en paz con nosotros mismos.

Además de tomar mejores decisiones de ahora en adelante con todo lo que hagamos.

 

Photo credit: la muerte por C Drying y la muerte 2 por Thomas Bormans

 


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.

    11 respuestas a "La muerte como herramienta para vivir mejor"

    • Oscar Fco Pino

      El articulo es excelente
      Nos hace despertar del sueño profundo,en el que estamos inmersos.es un darse cuenta.

    • Marina Mejia

      Muy interesante el artículo La muerte es una realidad que muchas veces nos negamos a aceptar.
      Importante vivir cada día como si fuese el último de nuestra vida para estar preparados para este paso irremediable
      La muerte es el despertar a una nueva vida de plenitud en el Creador
      Gracias

    • AURA CLEOTILDE LEAL COCUNUBO

      interesante tu articulo y comparto lo que dices, pero igual es un tema muy complejo cada ser humano lo ve y lo analiza de una manera . en mi caso lo veo como la recompensa de lo que hemos hecho en vida, sea bueno o sea malo, y mi fe me dice y me lo ha demostrado que que Dios existe, Jesús existe, por lo tanto creo en que hay otra vida y tu eliges según tus vivencias en este mundo, cual sera tu destino. creo que esta vida es el camino en donde Dios nos permite prepararnos para una vida mejor después de la muerte según tus obras.

      • Alberto Blázquez Guzmán

        La realidad es que nadie sabe nada al 100% pero lo que es seguro es que nos puede ayudar a vivir mejor mientras estemos vivos 🙂

    • Alpe

      llegue hasta:
      Navegas constantemente en Internet como si no hubiese un mañana
      ahi apague la compu y no pude terminar …
      Interesante articulo, yo creo que los avances de la ciencia han aumentado los promedios vida pero siendo esto utilizados para que seamos productivos. Esto nos llevo a pensar cuando me jubile voy a hacer todo lo pendiente.
      Y asi entramos en la procastinacion total.

      Felicitaciones y gracias por hacer el replanteo!

    • Christian Garzon

      Hola Alberto.¿qué tal?
      Este articulo lo encuentro sumamente imprescindible para esta época de crisis que estamos enfrentando la mayoría de personas con el tema del Coronavirus.
      Esta nueva forma y herramienta de ver la muerte puede ser un anclaje para dar saltos cuánticos dentro de nosotros mismos, sí somos conscientes de lo efímera que es la vida, y dar el valor a las cosas realmente importantes.

      En mi caso me ha ayudado a ser consciente del tiempo que dedico a mis proyectos personales y valorar mejor a mi familia fortaleciendo mis relaciones familiares y buscando siempre buenos acuerdos entre nosotros.
      Para aquellas personas que están perdiendo sus seres queridos puede que sea un punto de inflexión en sus vidas, pienso que la muerte puede ser una herramienta excelente para trascender gracias al autoconocimiento que lo implica, como también puede ser una herramienta de autosabotaje para el que lo recibe, en caso que no sepa cómo gestionar este tipo situaciones, siempre estará en nuestras manos la decisión de la interpretación que decidamos tomar al respecto.

      Alberto, con respecto a lo que estamos viviendo actualmente, crees que las personas serán más conscientes de sus vidas una vez se controle la situación, veremos personas más empoderadas de sí mismas?

      Mil gracias por el articulo!
      Un abrazo

      • Hola Christian!

        Gracias por tu excelente aportación 🙂

        Pues pienso que mucha gente sí será más consciente y se tomará la vida de otra manera, pero muchas otras personas no… lamentablemente como siempre ha pasado.

        No todo el mundo aprende de las malas experiencias, pero quién lo hace cambia radicalmente.

        Un abrazo!

    • Rodrigo Vázquez

      Hola Alberto, la muerte es lo único seguro que tenemos en la vida y como tal, hay que saber llegar a ese momento. Me parece fascinante imaginar un mundo en el que tus acciones encaminarán tu vida en el más allá, pero eso ya sería un tema muy complejo. Creo que debemos aprovechar al máximo la vida para que cuando llegue nuestra hora nos vayamos lo más tranquilos y satisfechos posibles. Saludos y ánimo que ya saldremos de esta.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------