La herramienta de coaching de hoy me parece especialmente útil para desdramatizar las distintas situaciones de la vida. Nos permite quitar importancia a pensamientos y creencias que realmente no tienen tanto peso y entonces podemos contemplar las cosas desde otra perspectiva. Su lógica es aplastante y os recomiendo que hagáis uso de ella para relativizar limitaciones, miedos, males desproporcionados… etc.

La herramienta se llama línea de la evaluación porque,  estamos constantemente evaluando todo aquello que estamos viviendo, sea cuando vamos a tomar un café, diciéndonos mentalmente: “Este café no es del todo bueno y necesitaría algo más de azúcar, la taza es muy pequeña y se hace difícil cogerla”, y esto podría seguir sin parar evaluando todo lo que sucede, a pesar de que nos ocurre a un nivel muy inconsciente mediante un diálogo interno.

 

Así que, para aplicarla encontraríamos la siguiente línea:

 

Genial

Muy muy bueno

Muy bueno

Bueno

Normal

Malo

Muy malo

Muy muy malo

Terrible

 

Antes de explicar su funcionamiento, me gustaría definir a grandes rasgos que, algo genial sería que:

La persona se encontraría totalmente feliz.

Y algo terrible seria que:

La persona no podría soportarlo y no sería feliz.

 

En mis sesiones de coaching lo uso de la siguiente forma, por ejemplo, imaginemos que contrata mis servicios un hombre que se encuentra desanimado y ha decidido ponerse en acción para cambiar las cosas. Detectamos en las sesiones que uno de los pensamientos que más le sabotea es el hecho de que se ve solo en el futuro, sin pareja, (no sabe estar solo) y la simple idea de pensarlo le parece terrible.

Cuando le presento la línea de la evaluación expuesta más arriba, inmediatamente califica al hecho de no tener pareja en terrible, es decir, que no podría soportarlo ni ser feliz. Como vemos, tener esas sensaciones por no tener pareja a un nivel lógico es totalmente desproporcionado. Dado que si eso es terrible, ¿Qué sería para esta persona quedarse paralítico? ¿También sería terrible? No es posible que a un nivel lógico dos cosas tan diferentes y con distinta relevancia se encuentren en el mismo punto, al menos desde un punto objetivo no es racional.

Entonces habría que relativizar su evaluación con otra comparación totalmente exagerada, por ejemplo:

A esta persona podría explicarle la historia de un hombre que, había un joven que iba junto a una mujer en su coche y tuvieron un accidente. Ella murió en el acto y a él quedó sin brazos ni piernas. Limitado sin sus extremidades de por vida.

Así que nuevamente a mi cliente le volvería a preguntar: ¿En qué posición pones esta situación en la línea de evaluación? Lo más seguro es que dijese en terrible. Pero como observamos, él pone al mismo nivel al hecho de quedarse sin pareja. El efecto de este ejercicio es tan brutal, tan obvio y lógico que suele desarmar a las personas de sus pensamientos y creencias exageradas.

De esta manera, podríamos volverle a preguntar: Ahora que sabes que el accidente del hombre debió ser algo terrible.  ¿En qué punto pondría al hecho de quedarse sin pareja?

Inmediatamente su evaluación se vuelve más razonable, y tal vez podría contestarnos:

 

–          Está bien, quizá lo mío sea muy malo.

 

Desde este lugar es mucho más fácil trabajar, porque la persona ya no está encerrada ni obsesionada en el peor escenario de todos. Puesto que, una cosa muy mala con un trabajo efectivo, consciente y sostenido en el tiempo puede llegar a normalizarse e incluso sacarse el lado positivo con la implicación de la persona.

Como se observa esta herramienta es un golpe de realidad contundente dónde queramos o no, hace que desdramaticemos las cosas.

Este ejercicio lo adopté de un psicólogo llamado, Rafael Santandreu, y lo vi totalmente aplicable al coaching. Si queréis conocer más de su trabajo os recomiendo su libro el arte de no amargarse la vida.

Por otra parte, si te gustaría tener un libro que conste de muchísimas herramientas de coaching para aplicar con tus clientes. O simplemente, eres una personas con inquietud y ganas de mejorar puedes adquirirlo para aplicarlas contigo mismo y mejorar la calidad de tu vida, me gustaría recomendarte el libro: Herramientas de coaching personal.

 

Photo credit: zzpza

 


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.

    1 Respuesta a "Herramienta de coaching Nº3: Línea de la evaluación"

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------