Una de las cosas que más trato en ABCoach son los objetivos. Tener claro dónde queremos dirigirnos y dónde debemos enfocarnos. Poseer aspiraciones y metas que nos llenen de energía, para así movilizarnos durante el tiempo que sea necesario por los caminos escogidos.

Sin embargo, me he dado cuenta de que existe un mal que afecta a aquellos que persiguen con ansias sus sueños o proyecciones de futuro. Podría decirse que su “yo real” está situado meses o incluso años en el futuro, y su “yo imaginario” vendría a ser su yo actual. Totalmente opuesto a lo que estamos acostumbrados.

Quiero traerte esto de primera mano porque lo he vivido en mis propias carnes y puedo asegurarte que llevado al límite puede ser muy dañino para tu desarrollo como persona. Me gustaría diferenciarte dos corrientes claramente visibles que predominan en el mundo del desarrollo personal/profesional o estilo de vida.

  • Los “vive el ahora”: Básicamente es tratar de tener presencia de ti mismo en cada uno de tus actos y pensamientos durante el momento presente. Evitar la proyección de futuro, ya que es una ilusión y permanecer en lo que siempre existió, existe y existirá. Es una concepción más oriental.

  • Los “persigue metas”: Se proponen objetivos, hacen planes estratégicos y se visualizan en el punto que desean alcanzar. Su foco está principalmente en el final dónde quieren acabar y mantienen toda su atención en ese lugar para no perder de vista la meta. Sería una perspectiva más occidental.

En este artículo estoy haciendo hincapié en estos últimos. No estoy recalcando que sean mejores ni peores, tan solo voy hacer énfasis en ellos para detectar cuales son los peligros de tener únicamente esa actitud y cual es la solución que yo te sugiero adoptar.

Desde mi experiencia personal, detecto los siguientes puntos a tener en cuenta:

  • No celebran las metas conseguidas. No se paran a degustar la victoria del logro conseguido, es únicamente algo que debía ocurrir y en consecuencia, inmediatamente se dedican a perseguir nuevos objetivos.

  • Se han olvidado de sentir y vivir cada uno de sus pasos durante el camino. Están tan centrados en el final, que no se deleitan con todo lo que ocurre a su alrededor. Eso carece de importancia para ellos.

  • Su nivel de exigencia es tan elevado que afecta con contundencia sobre su autoestima. En el menor de los fallos que no les permita avanzar hacia la meta, se autoflagelan sin piedad, son sus peores críticos y su valoración decae afectando a su mundo emocional.

  • Nunca miran atrás y por lo tanto se olvidan de reconocer sus logros. Seguramente han conseguido más cosas que el humano medio. Sin embargo, dado que su naturaleza es mirar hacia delante no se da el permiso de contemplar con orgullo sus hallazgos. En vez de eso, sigue mirando hacia al futuro y lamentándose de por qué aún no tiene lo que desea alcanzar.

Si te sientes claramente identificado con estos puntos. ¡Cuidado! Y frena por un instante. No estoy sugiriéndote que te vuelvas un “vive el ahora”, pero deberías adoptar ciertos puntos de su forma de contemplar la vida. Al igual que el Ying y Yang, si usamos los dos en las cantidades adecuadas llegaremos a un equilibrio cogiendo lo mejor de ambos.

En su momento pensé que esto era imposible, que eran demasiado diferentes para que pudiesen fusionar. Pero puedo decirte con seguridad que sí es posible. Es absolutamente válido y alcanzable, el hecho de tener bien definida una meta (un lugar a dónde quiero llegar) y a su vez dejar actuar a la espontaneidad de la vida y parándote a observar lo que te ocurre en cada instante. Volviéndote una persona más consciente de lo que te pasa y sientes en todo momento.

 

Tu lema ahora debe ser…

Sé que quiero llegara a lo alto de la montaña, pero voy a vivir cada uno de mis pasos para no perderme ni un ápice de lo que la vida me ofrece durante el camino.

 

Photo credit: RobertJinks 


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.

    4 respuestas a "¿Eres un persigue metas? Entonces te olvidaste del camino"

    • Desarrollo Personal

      Me parece muy interesante el enfoque de que no es conveniente estar demasiado proyectado en el futuro, cuando se está descuidando el presente y lo que ahora mismo puede alcanzarse. El éxito es una combinación de una buena visión, pero también enmarcarse en resultados concretos en el corto plazo que puedan construir esa gran visión.

    • Francisco Rea

      En lo personal, hay algo que no me deja contento con el establecer metas, las he pedido cientos de veces a personas que lo hagan y yo con ellos, y mi conclusión es que la mayoría no llegamos y efectivamente existen esos sentimientos de autoflagelación. Y luego resulta que de todos modos, al final, hay un crecimiento, que ni cuenta nos damos, ni se disfruta. Además existe esa cultura de que somos insaciables, no paran las empresas, siempre quieren más y ni respirar podemos. Saludos y Gracias por compartir

      • Hola Francisco, primero de todo gracias por comentar. Si que es cierto que las metas pueden ser un arma de doble filo si nos obsesionamos con ellas, y empezamos con un enfoque mental inadecuado. SIn embargo, considero que son útiles ara medir e incluso motivarte. Pero hay que enfocarlo bien y dejar a un lado el exceso de perfeccionismo que puede enlentecer el proceso, más que ayudarnos. Un saludo!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------