Hay una tendencia creciente desde hace varios años en la que cada vez más personas buscan sentido en sus vidas, poder desarrollar algo que les llene de verdad, ser capaces de detectar sus pasiones y poner ese talento que poseen al servicio de los demás.

De esta manera nació un ideal; encuentra tu pasión y vive de acuerdo a ella.

Es algo que me encanta, es más, yo bebo de ese ideal y lo hago llegar a cuantas más personas mejor. Sin embargo, en los últimos años tras la explosión masiva de libros, blogs, conferencias y demás información enfocada en la materia veo que se comparte tan solo media verdad en la mayoría de los casos.

La parte idealizada. Y si bien eso es muy bonito, no es justo para los demás.

Y eso no me gusta.

Se está vendiendo una idea en la que parece que apostar por tu pasión va a librarte del trabajo pesado en todo momento. No, mejor aún. Te va a librar de trabajar.

Se están haciendo llegar conceptos como que de esta manera serás libre, feliz, podrás ganar más dinero y por fin saldrás de la demonizada carrera de la rata que estás haciendo al trabajar para una empresa.

¿Pero es todo esto verdad? ¿O estamos viviendo simplemente una moda?

Con este artículo simplemente tengo la intención de traer una perspectiva más amplia y echar por tierra algunas ideas que escucho constantemente relacionadas con este ideal.

Cada vez vemos más información y profesionales especializados en esta apasionante temática pero ha sido esta razón la que me ha llevado a escribir este artículo concretamente porque se está creando una burbuja alrededor de unas ideas y como toda burbuja si se excede su tamaño termina por reventar.

Así que vas a leer unas cuantas verdades de alguien que lleva ya bastante tiempo trabajando y compartiendo este ideal, pero que lo que quiere de todo corazón es enseñarte la foto completa para que tú puedas sacar conclusiones más acertadas y así darte la libertad de elegir de manera más adecuada.

Pero antes que nada….

 

¿Cuándo empezó la gente a interesarse por este ideal?

 

Pues seamos sinceros, desde no hace mucho.

Básicamente porque estamos en la época de la historia de la humanidad en donde nuestras necesidades más básicas están cubiertas, al menos en occidente. No nos falta de comer, tenemos un techo donde dormir, estamos formados académicamente, poseemos «seguridad» y una serie de bases indispensables que nos permiten centrarnos en otra áreas como es el significado y la autorrealización, cosa que hasta hace relativamente poco la inmensa mayoría de la población no tenía.

Actualmente tengo casi 30 años, mis abuelos tienen alrededor de 80 años y nunca se les ocurrió descubrir su pasión para vivir de acuerdo a ella.

Mi abuela me decía que había que coger lo que venía, había mucha pobreza y uno cogía el trabajo que le salía para traer comida a casa y así cubrir las necesidades básicas para poder subsistir y vivir con un mínimo de seguridad. Crecieron de acuerdo a ese ideal porque el entorno les condicionaba a vivir así, nunca les permitió subir de “nivel”.

Después por otra parte tengo a mis padres que tienen alrededor de 60 años y si bien tuvieron más facilidades que mis abuelos seguían arrastrando parte de las creencias de estos, de que la cuestión era trabajar y en aquello que trabajases pues dejarte el alma con tal de ganar más dinero y tener una mejor posición profesional, lo cual traería más seguridad a tu vida y podrías permitirte una vida con mayor estatus social.

En este periodo se empezaban a ver algunas personas pues que quizá si empezaban a trabajar en aquello que se les daba bien y además les encantaba, pero en la mayoría de los casos era de manera inconsciente y fruto de la casualidad, no por un sentimiento ardiente como el que hay ahora por vivir una vida con significado.

Y de todo lo que te estoy hablando se resume en un periodo de unos 60 años, imagínate entonces lo poco que debía sobresalir en siglos anteriores el ideal de vivir de tu pasión

Hoy en día podemos permitirnos el lujo de pensar y elegir en base a este ideal por estar viviendo en la época más abundante de la humanidad como nunca ha existido. Sí, la época de la humanidad donde también hay un mayor registro de estrés y depresión como nunca antes.

Curioso, ¿verdad?

Si eres de una familia humilde como la mía, todo lo que te estoy contando te debe sonar mucho y estoy seguro de que es algo que has escuchado en muchas ocasiones. Por lo tanto, la posibilidad reciente de poder decidir si queremos hacer de nuestra pasión nuestra profesión viene dada por vivir en la mayor de las abundancias y en tener todas nuestras necesidades más que cubiertas (sí, la famosa pirámide de Maslow).

Así que agradece esto y siéntete afortunado por ello porque vivimos en una gran época. No obstante, podemos pecar de caer en los malos entendidos, en las actitudes caprichosas y en idealizaciones que pueden hacerte que te caigas de morros si no observas con claridad.

Por lo que ahora me gustaría ir a través de diferentes ideas, transmitirte mi reflexión y que estas te den una mayor amplitud para abordar este tema tan apasionante como es el de hacer de tu pasión el motor de tu vida.

 

Ideas que todos escuchamos

 

1. Trabajando de tu pasión todo te gustará

Falso y si crees que esto es cierto estás viviendo en una fantasía, en tu trabajo actual seguramente habrá muchas más cosas que detestes porque ni si quiera van alineadas contigo, pero como todo en esta vida tiene su parte aburrida y parte divertida.

De la misma manera que detrás de muchas verdaderas obras de arte puede haber habido el trabajo de muchísimas personas, una gran cantidad de estrés y muchos quebraderos de cabeza que dan como resultado una gran obra maestra. Con esto no estoy diciendo que el proceso y la intención de este no sean fantásticos, normalmente lo son pero nadie te va a quitar de las cosas desagradables, de etapas aburridas, de momentos insípidos, de sentirte sin ganas de nada y poco inspirado.

Simplemente se reducirán y como tu pasión normalmente está ligada con tu autorrealización te permitirá entonces reponerte y seguir con fuerza más fácilmente.

 

2. Trabajando de tu pasión puedes hacer muchísimo dinero (ser más rico)

O todo lo contrario, ser más pobre, nadie te garantiza que por empezar con tu pasión y hacer las cosas con muchas ganas vayas a triunfar y llegar a un nivel financiero que te gustaría. Recientemente leí un artículo de Ángel Alegre sobre la suerte que me pareció fantástico y que refleja muy bien que la vida muchas veces no es justa aun cuando debería serlo.

Efectivamente si haces algo que te gusta y lo haces con ganas se tiene que notar, la gente lo ha de percibir y eso sin duda te da una ventaja de manera natural sobre todas las demás personas que no tienen esa actitud, pero en última instancia dependen muchísimos factores que actúan a la vez, como por ejemplo estar en el momento indicado, trabajar en los proyectos adecuados, ofrecer lo que haces al público correcto y un sinfín de factores que a veces no son tan obvios y pueden escapar de nuestro control.

 

3. Trabajar de tu pasión (a poder ser por tu cuenta) te hará más libre

Yo creo que si es de la manera que se está idealizando, animando a ser tu propio jefe, suele ser todo lo contrario. Como bien indica Kiyosaki en su famoso cuadrante de los distintos roles que existen de trabajo, prácticamente todo el mundo cuando empieza suele ser Autoempleado.

Lo que quiere decir que tendrás que aprender sobre Contabilidad, Marketing, Comunicación, Desarrollo de producto, Servicio al cliente y un sinfín de más cosas que son necesarias para aupar un negocio. ¿O nunca habías pensado en esos detalles? 😉

Puede llegar a pasar mucho tiempo hasta que consideres que deberías dedicarte al 100% a tu pasión y dejar todos los otros menesteres delegados u automatizados.

 

4.Trabajar de tu pasión para así despedir a tu jefe

Son muchos los que se lanzan al río cargados de promesas e ideas esperanzadoras (que no quiere decir que no se cumplan), sin embargo la experiencia me dice que a no ser que tengas al menos un año de ahorros para invertir, vivir de manera holgada y para hacer frente a todos los gastos, entonces no es una buena idea que dejes tu trabajo actual para empezar a vivir de tu pasión.

Actualmente recomiendo a mis clientes conservar su trabajo actual mientras desarrollan el Plan B, que seguramente termine por convertirse en el Plan A, pero de esta manera no vas con prisas, ni tomas decisiones estúpidas por no ver resultados inmediatos y puedes desarrollar sin preocupaciones un plan coherente, que tiene sus ritmos y su desarrollo natural.

Eso sin duda SÍ es una manera inteligente de empezar con tu pasión y despedir algún día a tu jefe.

Podría decir muchísimas ideas más que se leen a menudo y nos llegan por diferentes medios, aun así creo que estas 4 son las más recurrentes y quería tratarlas con especial hincapié para ofrecerte una visión más amplia.

Así que ahora quiero hablarte de pasión y de sus posibilidades para no quedarte con una perspectiva limitada y que tengas más capacidad para elegir con una mayor libertad.

 

¿Qué entendemos por pasión?

 

couple-731890_1280

 

Voy a ser directo contigo, tu que me estás leyendo no quieres “encontrar tu pasión” lo que deseas es despertar ese sentimiento que recorre tu cuerpo cuando haces determinadas cosas y que te hacen sentir tan bien.

Así que… ¿adivina qué?

Estamos hablando de un sentimiento, de una sensación fantástica que permanece en ti más de lo normal y que por lo tanto te hace vivir en una especie de entusiasmo y que por lo tanto, sientes que deberías estar más tiempo haciendo eso.

Esto puede darse por ejemplo porque topas con actividades que antes no habías probado o que no las habías observado detenidamente, pero no necesariamente tiene que darse fuera de tu puesto de trabajo o trabajando fuera de una empresa, ese sentimiento puede darse de manera natural tanto trabajando para ti mismo como trabajando para otros.

Quiero dejar esto muy claro porque es esencial, ya que debes entender que la pasión es un sentimiento que aflora y que además se haya en ti.

Por otra parte, me gustaría continuar con dos perspectivas fantásticas que le escuché mencionar a Borja Vilaseca en uno de sus libros y que merece la pena mencionar:

 

1. Hago lo que amo

Esta es la perspectiva que más se vende, que incluso yo vendo porque he bebido de ella y me parece maravillosa, pero no es la única.

Esto quiere decir que puedo ser mi propio jefe con mi proyecto y que estoy desarrollando algo que me despierta ese entusiasmo del que hemos hablado antes, pero también puedo ser un especialista en “social media” para una corporación que está en mi misma sintonía y también tener esa misma sensación.

 

2. Amo lo que hago

Quizá esta sea la menos “cool” de las perspectivas que te presento, pero no por ello menos útil y digna de ser mencionada. Puede ser que estés trabajando en una empresa y quizá las actividades que desempeñas no sean las que más te llenan del mundo, pero decides ponerle corazón a todo lo que haces, porque sabes que los sentimientos pueden crearse a voluntad, de la misma manera que podría ser que tu vida no fuese un cuento de hadas pero eligieses ser feliz y vivir de acuerdo a eso.

Con esto no estoy diciendo que no aspires a algo más en sintonía contigo y que hagas aquellas actividades que te apasionan, pero desde luego si no cultivas esa actitud de entusiasmo en los momentos que “no lo merecen tanto” no esperes que salga de manera recurrente en el futuro con otras actividaded o trabajos que sí lo merecen.

Simplemente te desilusionarás, desengañarás o te cansarás.

 

Recomendaciones sencillitas y rápidas

 

1. No dejes tu trabajo

Por ahora. Sí, hazme caso, ves creando algo y que vaya cogiendo forma, fuerza y velocidad, para cuando este algo más maduro y desarrollado entonces puedas dedicarte al 100%.

 

2. Invierte en autoconocimiento y en experimentación

No hay mejor inversión que la que se hace sobre uno mismo se suele decir y más si es para experimentar y conocerte mejor. Hazte con aquellas formaciones que vaya en sintonía contigo y que te permitan saber más sobre tu persona, tus rarezas, peculiaridades y detalles sobre ti que desconocías. Ah! Otra cosa importante, no pares de probar cosas nuevas 😉

 

3. Relaciónate con gente para aumentar tus posibilidades de éxito

El dicho dice que: solo llegarás más rápido, pero acompañado llegarás más lejos. Básicamente uno de los errores que cometí en un inicio fue ser un lobo estepario en vez de juntarme inmediatamente con personas que tuviesen inquietudes y proyectos similares para crear sinergias. Tú deberías hacer eso desde el minuto uno.

 

4. Piensa en el largo plazo

Que no te vendan la moto. Roma no se construyó en un día y vivir de tu pasión no es cuestión de 6 meses para estar ingresando miles de euros. Por eso mismos debes crearte planes medibles a corto plazo pero sabiendo que el resultado puede darse a largo plazo. De esa manera te ahorrarás muchas frustraciones y disfrutarás durante el proceso a su vez que conectas con tu propósito.

 

5. Delega cuanto más mejor sino abandonarás

Enseguida que puedas delega, deja que otros se encarguen de las tareas engorrosas que a ti no te apetece hacer y que no das a basto por la falta de tiempo, céntrate en lo importante y deja que otros expertos hagan su trabajo, sino acabarás abrumado y aquello que tanto te gustaba empezará a perder su encanto ¿Y adivina que pasará? Que lo abandonarás.

Conclusiones

 

Espero haberte dado una perspectiva un poco diferente o por lo menos más amplia para que puedas contemplar “la foto completa” y no tan sólo una parte.

Entonces retomando el título del artículo, ¿estamos hablando de una simple moda? Pues sí y no a la vez.

La parte del sí es la idealizada y la que terminará por madurar en el mercado, por lo que todos aquellos que vendan fuegos artificiales acabarán por desaparecer, porque la gente observa, experimenta y acaba por sacar conclusiones.

Por otra parte la del no es la eterna, la que contempla la foto al completo, la que ve que poder vivir de tu pasión es algo maravilloso pero que como todo en la vida tiene sus dualidades: sufrimiento/placer, aburrimiento/diversión estrés/relajación y que para nada es vivir en una burbuja alejada de la realidad que distorsiona la verdadera esencia de este precioso camino que es hacer de tu pasión tu estilo de vida.

¿Por qué no me dejas un comentario? Me encantaré leerte y saber tu opinión al respecto 😉


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.