Este es un artículo de autor invitado escrito por Yaiza Leal

Cada vez es más común escuchar que alguien tiene ansiedad. Pero no creo que debamos habituarnos a esto. Ni tampoco a tomar medicación para la ansiedad.

¿Tomar pastillas por una distorsión de pensamiento? No tiene sentido.

Es por este motivo que quiero ayudarte con este artículo a descubrir cómo curar la ansiedad de forma natural.

 

¿Quién soy yo y qué te voy a enseñar?

 

Mi nombre es Yaiza. Soy psicóloga general sanitaria, y mi forma de trabajar se diferencia del resto de psicólogos por el hecho de integrar distintos enfoques y técnicas en mis tratamientos.

Podemos decir que convino la científica y comprobada psicología cognitivo-conducutal, con el mindfulness, yoga, hipnosis y coaching.

Esta es mi definición formal, académica. Sin embargo, me gustaría contarte mi experiencia personal con la ansiedad.

 

 También he vivido la ansiedad muy cerca…

 

Antes de ser psicóloga, debo revelarte que mis circunstancias no eran nada buenas. De hecho, probablemente por esto, me interesé por la psicología.

En mi familia siempre había muchos problemas entre mis padres. Sobre todo por la adicción de mi padre al alcohol y otras drogas.

Esto hacía, que por un lado, mi padre nunca estuviera en casa. Y por otro, que mi madre siempre estuviera alterada y con ansiedad. Ya que era cierto, nunca sabías lo que te ibas a encontrar en casa.

Toda esta situación provocó que en varias ocasiones, cuando era adolescente, debido a la impotencia que sentía al no ser escuchada por mis padres, sufriera algún episodio de ansiedad.

Estas malas experiencias me llevaron a buscar respuestas y soluciones fuera de casa.

Así que años más tarde, terminé estudiando la carrera de psicología, y aquí me tienes hoy, con el objetivo de ayudar al máximo de personas posibles a que no tengan que revivir situaciones como estas.

Ahora que ya nos conocemos un poco mejor, vamos a entrar de lleno en qué es la ansiedad y cómo la podemos curar de forma natural.

 

Qué es la ansiedad

 

La ansiedad está considerada como un trastorno mental en el DSM, el manual de diagnóstico estadístico de trastornos mentales.

Sin embargo, hay que dejar muy claro que pueden vivirse episodios puntuales de ansiedad, y esto no significa que siempre vas a tener que estar mal.

Hay muchas formas en las que se puede expresar la ansiedad. De hecho, muchas veces apenas se muestran síntomas.

Es decir, la persona hace, aparentemente vida normal. Pero por dentro, hay un exceso de preocupación, miedo o evitación a ciertas situaciones o personas.

Para mí esta es la peor ansiedad, la silenciosa. Ya que si no hace ruido, y no se ve, a menudo es más difícil identificarla y cambiarla.

Sin embargo, otras veces la ansiedad es tan evidente, que a pesar de estar hablando de un trastorno mental, se manifiesta de manera física.

Vamos a conocer los síntomas más ruidosos de la ansiedad.

 

 Síntomas de la ansiedad

Si el malestar causado por la ansiedad empieza debido a la distorsión de un pensamiento, imagina lo mal formulado que está, o la intensidad que se le da, para que tu cuerpo también lo exprese.

Si sientes, o alguien cercano a ti siente los siguientes síntomas, quiere decir que el estado de intensidad de ansiedad es bastante elevando, y su tratamiento, es urgente:

  • Hiperventilación.
  • Mareos y dolores de cabeza sin causa médica.
  • Sudoración excesiva en las manos o sudores fríos en situaciones que se viven como estresantes.
  • Miedo por sentir palpitaciones en el pecho.
  • Temor por desmayarte, morirte o que te pase algo negativo sin causa aparente.

Esta es la parte visible de la ansiedad, pero debemos recordar que es un trastorno mental, por lo que la causa, siempre está en nuestra percepción de las cosas. Que es lo que tenemos que corregir.

Antes de seguir, quiero recordarte que es importante que te relajes en este proceso.

Primero porque no eres el único, y segundo porque no se hace en dos días. Así que lo mejor que puedes hacer es aprender de esta situación. Fíjate que todos sufrimos distintas crisis a lo largo de nuestra vida, lo importante es salir fortalecido.

 

 ¿Qué tratamiento escoger para curar la ansiedad de forma natural?

 

En este caso, cuando hablo de curar la ansiedad de forma natural, no estoy hablando de tomar hierbas.

Se puede hacer de forma complementaria. Pero principalmente, voy a hablarte de cómo curar la ansiedad mediante tus propios recursos personales.

Potenciando tu locus de control interno. Es decir, tu propia capacidad y potencial, sin recurrir a recursos externos, ya sean naturales o químicos.

Ya que al final son formas de externalizar la responsabilidad. Y por lo tanto, la solución, la cual está en ti.

Vamos a ver por dónde y cómo puedes empezar.

 

Mi principal recomendación: La terapia cognitivo-conductual

Me encanta que el tratamiento con mayor evidencia científica de nuestros tiempos, sea a la vez, un tratamiento natural para curar la ansiedad.

Y es que la terapia cognitivo-conductual se ha mostrado como la más efectiva tanto para gestionar la ansiedad, como la depresión, fobias y otros trastornos mentales como los problemas de conducta alimentaria.

Sé que tiene un nombre extraño, pero en verdad podría traducirse en cristiano en algo así como: La terapia del pensamiento y la conducta. Lo que viene a decir que vamos a trabajar corrigiendo los pensamientos, hábitos, rutinas y actitudes.

 

En el pensamiento y la acción se encuentra la esencia para realizar el cambio que necesitamos. Si corriges el pensamiento, automáticamente también mejoras tu cuerpo y tu vida. Clic para tuitear

 

Hay otras herramientas y disciplinas que también te ayudan a corregir tu pensamiento y conducta para curar la ansiedad de manera natural, y que por lo tanto, se pueden combinar con este tratamiento principal.

 

 Otros complementos para curar la ansiedad de forma natural

Cuantos más factores juntes para potenciar tu bienestar, antes y mejor te sentirás.

Por lo que mi consejo es que, manteniendo tu tratamiento principal, pruebes varias cosas, para aprender distintos recursos. Así, irás creando tu propia mochila de herramientas que te ayudará a sentirte seguro en cualquier tipo de situación.

 

 Mindfulness

Hoy en día el mindfulness también se engloba dentro de la terapia cognitivo conductual. Sin embargo, su origen y posibilidades van mucho más allá.

El mindfulness es un tipo de meditación. Nos ha entrado muy bien en nuestra sociedad ya que no está sujeto a ninguna religión. Es algo que cualquier persona de cualquier lugar, edad y condición puede practicar y beneficiarse por el simple hecho de respirar.

Son muchos los beneficios del mindfulness, sin embargo, hablando de ansiedad, las principales mejoras que vas a sentir al practicar de manera regular son los siguientes:

  • Calma y tranquilidad.
  • Sentirás como poco a poco aprendes a observar con más perspectiva, y por lo tanto, a desengancharte de pensamientos y emociones tóxicas.
  • Regula las emociones. Vas a sentirte más sereno a medida que practiques más.
  • Autocontrol y reducción de la impulsividad.
  • Seguridad personal y auto-confianza.

Para empezar a obtener ahora estos beneficios y superar la ansiedad, puedes empezar con este mini curso de introducción al mindfulness que he preparado para ti.

 

 

Yoga

Otro gran recurso es el yoga. Verdaderamente hablaríamos más bien, de un conjunto de recursos. Ya que con el yoga trabajamos los siguientes aspectos:

  • Mejoras tu vitalidad y energía.
  • Potencias la concentración.
  • Cuidas a tu cuerpo tonificándolo, activándolo y flexibilizándolo.
  • Trabajas otros puntos de vista que te ayudan a comprenderte mejor mediante el auto-conocimiento.
  • Aprendes a respirar bien.

Muchas veces, cuando estás sufriendo ansiedad, te cuesta mucho dejar de preocuparte o afrontar ciertas situaciones. Es por este motivo, que nos ayuda muchísimo trabajar a nivel físico, porque nos saca del saturado estado mental.

 

El yoga nos devuelve a la esencia: regular nuestra respiración, tomar consciencia de ella y de nuestro cuerpo. Clic para tuitear

 

Y es cuando volvemos a recordar estas cosas básicas, y a valorarlas, que poco a poco, volvemos a poner lo importante en su lugar. Empezamos a equilibrarnos porque sentamos los cimientos de la casa.

El mindfulness y el yoga son los principales hábitos que recomiendo para crecer de forma más sana.

Sin embargo, hay otros recursos, como estas 9 estrategias mentales utilizadas por los estoicos para mejorar sus vidas.

 

EJERCICIO: Empecemos ahora a gestionar tu ansiedad

 

Ahora que ya tienes claro, qué es la ansiedad y cuáles son los principales tratamientos para curar la ansiedad de manera natural, vamos a empezar ahora mismo a gestionar la ansiedad.

Como hemos comentado, a pesar de que puede haber varios recursos complementarios para ayudarnos, si no resolvemos la causa, que es la distorsión de nuestro pensamiento, el malestar va a seguir.

 

Paso número 1: Identifica tus pensamientos negativos

Así que vamos a empezar a sanar tus pensamientos. Para ello, es muy importante que principalmente, identifiques tus preocupaciones y pensamientos negativos, si no, no podremos transformarlos.

Pero esta vez, los vas a anotar en una libreta. Puedes hacerlo de la siguiente manera:

 

 

Como ves, primero escribimos el pensamiento negativo, y luego, cómo nos sentimos. Por ahora olvídate de las siguientes columnas.

Una vez que ya has colocado todos tus pensamientos negativos, es momento de transformar tus pensamientos.

 

Paso número 2: Cuestiona tus pensamientos

Ahora sí que es el momento de cuestionar tus pensamientos negativos. Preguntarte Por qué piensas eso. Ya que seguramente, en la mitad de los casos lo que piensas, que tanto te preocupa, no tiene ni si quiera evidencia científica, es decir, es un pensamiento irracional.

Por este motivo, debemos volver a definir nuestra preocupación, pero esta vez, de manera más científica.

En el ejemplo puedes ver algunas cuestiones para desmontar el malestar inicial. Se trata de llevarle un poco la contraria a tu pensamiento negativo.

 

Paso número 3: Aprende a bien-pensar

Bien. Por ahora tenemos lo siguiente:

  • Has identificado tus principales preocupaciones y pensamientos negativos.
  • Los has cuestionado y definido más científicamente.

Ahora pasamos a la siguiente columna, donde vas a crear un pensamiento adaptativo. Es decir, colocarás soluciones o nuevos enfoques para vivir, eso que hasta ahora te preocupaba, del mejor modo posible.

Mira el ejemplo:

 

 

En este caso, hay tanto cosas que se pueden hacer para mejorar, ir a terapia de pareja.

Como pensamientos que ayudan a la persona a vivir mejor la situación más allá del conflicto que ha tenido con la pareja, recordar que pase lo que pase, puede vivir bien su soledad y disfrutarla.

Si te quedas estancado y no sabes que poner, aquí tienes un empujón con estos 50 pensamientos que he escrito para reanimarte cuando estás en estado de shock.

 

Paso número 3: Siente el bienestar

Si te fijas, hay una última columna en la foto, donde pone EMOCIÓN. Para rellenar esta casilla, tienes que cerrar los ojos después de haber creado tus soluciones y pensamientos adaptativos, y preguntarte:

 

¿Cómo me sentiría si de verdad incorporara en mi vida estos nuevos pensamientos adaptativos?

 

No abras los ojos hasta sentirlo de verdad. Es muy importante que seas capaz de imaginar esta mejora en tu vida.

Una vez que hayas conseguido sentir, con pelos y señales, lo bien que te sentaría incluir estos pensamientos adaptativos en tu vida, escribe la respuesta.

Este ejercicio lo puedes hacer siempre que tengas una preocupación o pensamiento negativo.

Es cierto que no es fácil aprender a ser feliz, mi consejo es que revises pensamientos adaptativos una y otra vez hasta hacerlos real en tu vida. Algunos los incorporarás en 5 minutos, y otros en 5 meses. Ten paciencia contigo, pero sobretodo, trabaja en ti.

 

 ¿Te comprometes conmigo a seguir mejorando?

 

¡Enhorabuena por haber llegado hasta este punto!

Si todavía me estás leyendo, es porque tienes unas ganas tremendas de curar tu ansiedad de forma natural, y ya te has puesto en ello.

Hoy has descubierto el tratamiento más efectivo para la ansiedad. Y no solo eso, si no que has empezado con el primer ejercicio, y uno de los más importantes para curar la ansiedad y retomar el control y equilibrio en tu vida.

Sin embargo, con tan solo un día de interés y disciplina, no es suficiente. Debes crear tu rutina saludable.

 

Accede ahora a mi training gratuito VIVIR SIN ANSIEDAD

Una buena manera de avanzar es dejarte guiar por un profesional de la salud. Es por este motivo, que te invito a reservar tu plaza para el training gratuito Vivir sin Ansiedad que tendrá lugar el próximo 21, 23, 25 y 27 de septiembre.

¿Te veo dentro?

No pierdas más tiempo pasándolo mal. ¡Reserva ahora tu plaza haciendo clic en la imagen!

 

 

Yo te espero dentro.

¡Un abrazo!

Yaiza Leal.

 

Foto Shutterstock: Ansiedad de ALPA PROD


Yaiza Leal
Yaiza Leal

Psicóloga especializada en ayudar a emprendedores y profesionales a gestionar el estrés y la ansiedad para que puedan dormir bien, volver a conectar con sus seres queridos y disfrutar del trabajo. Empieza a relajarte y tomar el control de tu vida con mi mini curso de Mindfulness. Lo encontrarás en www.yaizaleal.com en la pestaña de REGALOS.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------