Este es un artículo invitado de Beatriz Blasco.

 

 

La mayor fuente de frustración de nuestra época

 

¿Te haces una idea de cuál puede ser?

Te daré un par de pistas.

¿Cuántos días tienes la sensación de que no estás en el lugar correcto?

¿En cuántos momentos del día sientes sobre ti la falta de tiempo como una losa pesada?

Ya hay estudios que lo demuestran. Una vez cubiertas las necesidades básicas, la sensación de escasez de tiempo es una fuente principal de conflictos emocionales, frustración e insatisfacción personal.

¿A que nunca habías pensado que tu relación con el tiempo es un causante de tus problemas actuales?

Casi seguro que la gran mayoría de tus días te dices cosas como estas:

  • No tengo tiempo.
  • No llego a todo.
  • No he parado en todo el día y no he hecho nada.
  • Voy todo el día corriendo de un lado para otro.

Crees que no puedes a hacer nada frente a estas frases que con casi toda seguridad te repites en tu mente cada día como un mantra.

Te resignas.

Has intentado solucionarlo montones de veces y no sabes cómo.

Te agobia tener que llegar a todo.

Es frustrante vivir así y te gustaría cambiarlo.

Eso ya lo sabes. Pero ni tienes tiempo ni sabes cómo hacerlo.

¿Cómo se cambian situaciones que parecen imposibles de cambiar? ¿En serio se puede y existe un método?

Lees sin parar en internet artículos parecidos a este y algo te han ayudado. Aun así, sigues estancado en una situación que te devora por dentro.

Además, entre tantas opciones y posibilidades no sabes cuál es la buena, cuál es la tuya. Parece fácil para los que escriben la solución y los que no han pasado por ahí o ya han conseguido salir.

Incluso hay días en los que puedes llegar a sentir envidia. Por qué no reconocerlo.

Cómo se hace, qué tengo que hacer… Son preguntas que te martillean, pero de ahí no sales. No ves la luz al final de túnel.

Te cuesta pasar a la acción.

Yo misma he estado así unos 7 años de vida. Tal vez pocos para algunos o muchos para otros. Eso no importa.

Cada uno tenemos nuestro proceso vital de aprendizaje.

Cita:

“Un viaje de mil leguas comienza con el primer paso. Lao Tse.” Clic para tuitear

 

Suena a tópico, pero es cierto que con un buen plan, estrategia y una mentalidad adecuada se puede diseñar la vida que quieres vivir.

No es ni broma ni imposible. Tú puedes y eres capaz.

Para comenzar solo hay que soltar un papel: el papel de víctima.

Soy rotunda en la afirmación, pero para dar un primer paso hay que dirigir la mirada hacia a dentro. Seguir mirando fuera no conduce a ningún lugar nuevo y deseable.

En este artículo voy a contarte algo que puede ser una apertura para ti, pero para lograrlo tengo que pedirte una cosa: que conectes con el niño o la niña que fuiste.

¿Qué hace un niño o una niña para aprender con tanta facilidad?

¿Qué le pasa a un adulto para que le cuesta tanto aprender y hacer cambios?

El adulto suele pensar: “Esto ya lo sé”.

¡Error! ¿Sabes qué pasa en ti cuando te dices esta frase?

Una gran puerta se cierra dentro de ti con un portazo fuerte y sonoro.

El adulto juzga: esto está bien, esto está mal, esto no me gusta, esto me gusta, esto me encaja, esto no me encaja…

Así que ahora, justo antes de seguir leyendo, ábrete cómo un niño a descubrir, observar con curiosidad y sin juicio.

Cuando acabes de leer el artículo puedes recuperar a tu adulto.

¿Ya está aquí el niño? ¡Vamos a explorar!

 

¿Qué tiene que ver el tiempo con la solución a mi situación?

 

Estamos de acuerdo en que necesitas un cambio en tu vida.

Estás viviendo deprisa y eso hace que te sientas perdido en muchas ocasiones.

No consigues los resultados que quieres, al menos no en todas las áreas de tu vida. No llegas a todo porque te falta tiempo. Y no sabes cómo empezar los cambios en tu vida.

Tu relación con el tiempo tiene mucho que decir en todo esto.

Para mí el tiempo es tu vida.

 

¿Qué es el tiempo? El tiempo es tu vida. Mientras estas vivo tienes tiempo. Clic para tuitear

 

Así que ahora que sabes que tienes tiempo, liberarte de la situación de estrés y desorganización es cuestión de aprender a enfocarte en lo importante para ti.

Hay dos formas de vivir tu vida o el tiempo:

1. Forma pasiva. Reaccionas a lo que cada día sucede en tu vida. Estás atrapado en la rutina o la rueda del hámster y crees que no puedes salir de ahí.

2. Forma proactiva. Aceptas que tú eres el que hace posible que las cosas que quieres sucedan en tu vida. Sabes que tienes mucho que decir en tu día a día, que puedes tomar decisiones conscientes que te dirijan a otros puertos.

¿En qué lado quieres estar?

Para cambiar de lado tienes que desarrollar tu productividad personal.

La productividad personal es el camino que construye una relación proactiva con el tiempo.

 

Los 3 pilares que necesitas para desarrollar tu productividad personal consciente

 

organizate con eficacia
Productividad personal: crea un sistema que te libere

 

Desarrollar la productividad personal consciente en tu vida te trae resultados sin perder por el camino tu salud, tu paz interior o el foco.

Para tener una productividad personal de alto impacto, y siendo consciente en todo momento de tus circunstancias, necesitas construir 3 pilares:

1. Autoconocimiento.

2. Hábitos saludables y productivos.

3. Un sistema de productividad.

Fortalecer estos tres pilares te ayuda a tener una mentalidad productiva que te lleva hacia tus objetivos como un cohete, eso sí, objetivos que tienen sentido para ti.

La productividad personal no es para que hagas más cosas de las que ya haces.

La productividad personal consiste en hacer aquello que más contribuya a tus metas sin perder el equilibrio vital.

Es inteligente conseguir los resultados que uno quiere haciendo el mejor uso posible de los 3 recursos más potentes que tenemos: tiempo, energía y dinero.

 

1. Autoconocimiento

Tienes que ser consciente de quién eres para encaminar tus acciones hacia aquello que tiene sentido para ti, hacia el tipo de vida que quieres tener en cada parcela de tu vida.

Eso implica conocerte para saber qué sientes en cada momento y leer el mensaje te traen tus emociones.

Tu estado emocional esta muy relacionado con la productividad personal (puedes profundizar en este artículo).

Es esencial que te des cuenta de qué te está limitando para transformar obstáculos y dar la vuelta a los desafíos que te plantea la vida.

Todo en tu vida tiene el sentido que tú le quieres dar. Eres dueño de tus pensamientos, hábitos y acciones.

 

La mejora en tu vida comienza en el “darte cuenta” para actuar y transformar los límites en aprendizajes. Clic para tuitear

 

Por eso es fundamental poner el foco en ti y no fuera, para que puedas desarrollar la productividad personal.

 

2. Hábitos

Seguro que has leído ya sobre hábitos. Poco más puedo decirte, salvo que los hábitos que añadas a tu vida deben tener sentido para ti. Por ejemplo, no medites por el simple hecho de que has leído que es bueno.

Para que los hábitos enraícen bien en tu vida tienen que sembrarse en una tierra bien cuidada y abonada. Esa tierra es el “para qué” del hábito.

 

Así que antes de implantar nuevos hábitos en tu vida hazte 3 veces la pregunta “¿Para qué?”, y profundizarás en el motivo que da fuerza al hábito.

 

3. Sistema de productividad

Hay que sistematizar para ser efectivos. La productividad personal pasa por tener una metodología bien clara y definida que facilite el trabajo a tu cerebro y que gaste poca energía.

Tu cerebro no es un buen gestor. No te sirve como lista de tareas o como aplicación que te recuerde lo que tienes que hacer. De hecho, usarlo así genera un gran desgaste energético y estrés. Siempre te recuerda las cosas en el momento menos adecuado, cuándo no puedes tomar acción.

Tener un sistema de productividad consiste en saber:

  • En qué lugar vas a tener controladas las tareas que puedes hacer esta semana.
  • Dónde vas a registrar las reuniones y citas que tienes comprometidas.
  • Cuáles son tus proyectos foco.
  • Cómo tienes organizada tu perspectiva: las intenciones, metas y objetivos que quieres conseguir en cada una de las áreas de tu vida.

Ahora que ya sabes un poco más de los tres pilares que necesitas, te pregunto lo siguiente:

  • ¿Qué estás haciendo en estos momentos para fortalecer cada uno de estos pilares?
  • ¿Qué has aprendido sobre ti al leer el artículo hasta aquí?
  • ¿Qué podrías hacer mañana para fortalecer el pilar más débil que tengas en este momento?

Anótalo en una hoja. Escribirlo te ayudará a tener una nueva perspectiva. El solo hecho de leer algo no produce ningún efecto.

Ahora es momento de pasar a la acción.

 

5 claves de alto impacto para desarrollar tu productividad personal

 

gestión del tiempo
Productividad personal: Aprende a tener prioridades

 

1 – Poner orden y decir “no”

Comparto contigo una de las frases de productividad que más me han impactado:

 

“Lo que no haces determina lo que haces”. Tim Ferriss Clic para tuitear

 

Para ser productivo y alcanzar resultados con sentido en tu vida es fundamental saber a qué proyectos, tareas, compromisos, información que consumes… dices “no”.

Decir que no es una de las cosas que más suele costar a la gran mayoría de las personas. ¿A ti también?

Seguro que accedes o aceptas distintas propuestas creyendo que puedes llegar, que tienes que quedar bien, que es la manera de tener más ingresos… Encuentras mil y una razones para evitar decir que no.

Sé valiente y consciente: ¿cuáles son tus prioridades en este momento?

Si no lo sabes, puedes empezar por esas cosas que haces desde la rabia o por compromiso. Puede que pienses en tu trabajo actual, pero ese no lo puedes dejar porque en estos momentos es tu sustento.

Sin embargo, sí puedes empezar a ponerte en serio con todo lo que te estoy contando en este artículo.

Prueba esta estrategia:

  • Elabora una lista de compromisos a los que ahora vas a decir que no porque necesitas poner tu energía en tu cambio, en diseñar la vida que quieres.
  • Haz una lista de los proyectos en los que vas a centrarte el próximo mes.
  • Elige un espacio de tu oficina, una carpeta de tu ordenador o una estantería. Haz una limpieza y reducción de objetos o información.

 

2 – Descubre hacia dónde te diriges

Para esta clave la cita guía es:

 

“Ningún viento será bueno para quien no sabe a qué puerto se encamina”. Séneca Clic para tuitear

 

Sé que vas deprisa, que crees que no tienes tiempo, pero ya has visto que no es cierto. Pensar así es una trampa mental.

Elige un día cercano, en esta semana o la próxima. Guarda en tu calendario dos horas.

En ese tiempo vas a realizar una revisión del estado de tus áreas de vida: salud, trabajo, relaciones, familia, tiempo libre, viajes, colaboraciones… Puntúa cómo te sientes en cada una de estás áreas del 1 al 10.

A continuación, elige tres áreas que tengan más peso en tu día a día. ¿Qué puntuación tienen? ¿Te gustaría subir esa nota que has dado?

Deja sentir la pregunta: ¿Qué quieres crear en tu vida en cada una de las áreas de tu vida?

Escribe o dibuja lo que emerja en cada una de esas áreas.

Recoge los resultados del ejercicio por escrito y elige tres objetivos que quieras conseguir en los próximos tres meses.

En este enlace que te dejo podrás descubrir cómo profundizar más.

3- Tu estado

Esta clave es esencial.

No son las horas que trabajas sino la calidad de tu estado y tu atención en esas horas. Clic para tuitear

 

Tu estado está relacionado con la calidad y cantidad de energía que tienes y la dirección que das a tu atención.

Es decir, dónde va tu atención, va tu pensamiento y va tu energía.

Si quieres resultados distintos en tu vida cambia el estado.

¿Qué haces para cambiar el estado? Tener unos hábitos que te proveen de energía para poner en acción tu determinación.

El estado en el que te encuentras determina tu comportamiento y tus acciones. Esto es así porque en función de tu estado sostienes unas creencias u otras.

Si tienes el estado adecuado puedes llegar a romper una flecha con el cuello o caminar sobre brasas.

Increíble, ¿verdad?

Voy a darte el mejor consejo que me dieron hace unos años y que hoy comparto contigo: cuida cada día de tu estado.

El mindfulness es una práctica que puede ayudarte a cuidar de tu estado.

 

4- Trocear el elefante

Imagina por un momento que tienes ese estado de energía que te invita a comerte el mundo.

¿Lo harías de un solo bocado, en un solo paso? Seguro que no.

Lo harías a trozos, a pasos.

Lo mismo pasa con tu propósito y tus objetivos.

Tienes que trocearlos tanto como sea posible, hasta llegar a las acciones indivisibles.

Nuestro Ser ejecutor pasa a la acción cuando le damos ordenes claras, concretas y concisas. No le sirven los mensajes vagos y amplios que no le dicen qué tiene que hacer.

Así que coge uno de tus objetivos y sigue los siguientes pasos:

1. Reflexiona bien sobre el resultado que quieres conseguir. Siempre está relacionado con tener finalizado, alcanzado, terminado algo con el propósito más grande de experimentar o sentir un determinado estado.

2. Haz una lluvia de acciones. Todo lo que tendrías que hacer, que está a tu alcance para conseguirlo.

3. Secuencia de forma lineal y lógica las acciones. Alguna podrá estar en paralelo con otra, aunque la mayoría tenga que ir una detrás de otra.

4. Comienza por la acción que puedes hacer en el momento en el que te encuentras y comienza a dar pasos en esa dirección.

 

5 – Tener energía. Tu ritual matutino

Tus hábitos saludables y productivos diarios son el medio para conseguir el estado que te permite conseguir las metas que quieres.

Recuerda esta frase: 

Si quieres resultados distintos cambia tu estado. Clic para tuitear

 

Aprende a mantener tu motivación personal en un buen nivel.

Necesitas cada día energía, y además energía de buena calidad.

Hay sustancias que pueden proveernos de energía pero que no son sanas para nuestro organismo.

Diseña tu ritual matutino, ese que te carga de energía y te ayuda a tener una actitud proactiva para vivir tu día.

La excusa de que no tienes tiempo, que ya madrugas suficiente, es eso, una excusa.

Siempre hay tiempo, es cuestión de atención y marcar prioridades.

Te invito a que, si no lo tienes aún, definas tu ritual matutino de forma consciente.

Conclusión

Ya lo decía Aristóteles:

Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto sino un hábito.

Te planteo lo siguiente:

  • Todos tenemos posibilidades de mejora, descubrimiento y desarrollo. ¿En quién te gustaría convertirte? ¿Cuál es tu mejor versión?
  • ¿Qué hábitos de los que tienes ahora te ayudan?
  • ¿Qué nuevos hábitos te ayudarían a ir más rápido y con más fuerza?

Los hábitos son poderosos y por eso te sugiero que reflexiones sobre ellos. Su influencia directa en tu productividad personal para conseguir tus objetivos es directa.

Los 5 hábitos que aquí te he planteado son:

1. Ordena tus espacios y reduce objetos. Sé consciente antes de adquirir compromisos.

2. Cada día reflexiona sobre dónde estás y hacia dónde vas. Pon a punto tu GPS interno.

3. Cuida de tu estado. Pon atención a cómo está tu energía. Define las prácticas generativas.

4. Desarrolla el hábito de trocear el elefante. Envía informaciones claras, concretas y sencillas a tu cerebro para pasar a la acción.

5. Define tu ritual matutino con los hábitos que te proveen de energía.

Si todo lo que has leído hasta aquí tiene sentido para ti.

Si sientes que es momento de dar un paso al frente te invito a que conozcas este curso online:

 

Dispara tu productividad personal en 15 días

 

Descubre un plan a medida con estrategias y acciones concretas para dar un gran salto en tu productividad personal y tu relación con el tiempo.

Estaré encantada de leer en los comentarios qué acciones ya haces cada día para ser productivo o qué acciones vas a poner en marcha.

 

Photo credit: Sergey Nivens


Beatriz Blasco
Beatriz Blasco

Ingeniera, coach y mentora en comunicación oral, productividad personal, liderazgo y emprendimiento , Autora del libro Productividad Personal Consciente. Ayudo a emprendedores y profesionales que quieren organizarse mejor, delegar con eficacia y desarrollar su productividad personal para hacer crecer su negocio y profesión conservando el bienestar y su equilibrio.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------