Es cierto que en la sociedad actual con el nivel de exigencia que tenemos se vuelve cada vez más desafiante tener una mente bien amueblada para afrontar los eventos del día a día.

Pero de la misma forma que han nacido cosas nuevas que requieren que estemos mentalmente fuertes, muchas otras han desaparecido y no nos quitan el sueño.

Ya no nos tenemos que preocupar de pasar la noche en un lugar seguro por si somos atacados por animales feroces, ni de caminar durante horas en la búsqueda de alimento, ni de sufrir con muchas enfermedades y lesiones que podrían ser fatales sin tratamiento.

En cada época de la historia ha habido sus pros y sus contras, por lo que la mente siempre ha estado involucrada para gestionar las amenazas y situaciones que iban apareciendo.

Además, es una constante de buena vida y de éxito personal todos aquellos individuos que son capaces de pensar bien, sin distorsionar las situaciones y convertir los eventos difíciles en propulsores para seguir adelante.

Tener una mentalidad fuerte y trabajada te va a hacer la vida mucho más sencilla y vas a disfrutar más del camino.

Así que vamos a distinguir los principales tipos de mentalidad existentes y una vez sepamos cuál es el tipo de mindset más deseable vamos a compartir 4 ideas para desarrollar una mente a prueba de balas.

(Si no eres de leer, puedes ver el siguiente vídeo donde comparto el contenido de este artículo)

 

 

LOS 3 TIPOS DE MENTALIDAD

 

Podemos distinguir principalmente 3 tipos de mentalidad: la mentalidad frágil, la mentalidad robusta y la mentalidad anti fragil.

Así que vamos a ir por cada una de ellas para saber diferenciarlas y escoger correctamente.

Mentalidad frágil

En aquella actitud mental en la que llevas escrito que hay que tratarte con delicadeza, en donde hay que medir las palabras que se te dicen y en definitiva tratarte con mucho tacto para que no te derrumbes.

Mentalidad robusta

Es la actitud mental de… “yo aguanto lo que sea”, soy más fuerte que cualquier cosa que venga y si quieres vencerme entonces tendrás que acabar conmigo. Es la actitud del muro, entonces, o bien resistes lo que te venga o sino tendrá que acabar contigo.

Mentalidad anti frágil

Es aquella actitud mental en la que te dices: “cualquier cosa que se ponga en mi camino va a alimentarme para hacerme mejor, más fuerte y más resistente”.

Actúa como un fuego, que a pesar de encontrarse obstáculos en el camino los consume para hacerse más grande y más vivo.

Viene a representar una actitud de mucha flexibilidad, adaptabilidad y en consecuencia, crecimiento.

¿Con cuál de estas mentalidades te quedarías?

¿Cuál querrías desarrollar?

Si estás conmigo la mentalidad que más nos interesa es la anti frágil, ya que la frágil es demasiado delicada y susceptible, por lo tanto es una victima de todo lo que le ocurre y la robusta a pesar de tener más fortaleza desgasta mucho por su actitud de fuerza bruta.

Así que voy a compartir contigo 4 ideas, enfoques o perspectivas que si les das una oportunidad en tu día a día van a acercarte un poquito más a esa mentalidad anti frágil que estamos buscando.

 

CAMBIA LAS AMENAZAS POR DESAFIOS

 

Cuando llega un evento a nuestra vida que nos saca de nuestra zona de confort es determinante observar la manera en que lo estamos enfocando.

Si lo observamos como una amenaza se desarrollarán unos procesos fisiológicos y hormonales en consecuencia que te harán sentir amenazado y desde el miedo.

Por ejemplo:

Respirarás de manera más superficial, te tocarás más la cara, se te encogerá el pecho, caminarás menos firme, etc.

En cambio, si lo ves como un desafío, como algo excitante que puedes superar tus procesos fisiológicos y hormonales serán muy diferentes.

Por ejemplo:

Empezarás a sonreír, caminarás más firme, mirarás más al horizonte, tendrás respiraciones más alargadas y también producirás dopamina que es el neurotransmisor de la motivación.

Tu diálogo mental debería ser convencerte de que tienes los recursos necesarios para afrontar cualquier situación que se te presente y que a pesar de que pueda “salirte mal” encontrarás maneras para continuar hacia adelante con mejor o peor habilidad, pero seguirás hacia adelante.

Hay que enfocar lo que ocurra con una mentalidad de crecimiento, en donde la búsqueda de estos desafíos se convierta para ti en una bebida energética que te permitan subir al siguiente nivel de tu crecimiento personal.

Como ves el enfoque determina dónde va la energía, las sensaciones y la acciones que tomaremos por eso es importante empezar con una perspectiva correcta y nada mejor que tomárselo como un juego.

En ningún caso estoy diciendo de tener una mentalidad infantil e ilusa de “yo puedo con todo y va a salir perfecto, porque yo soy más grande que la vida”.

Esa mentalidad arrogante conseguirá todo lo contrario, que la vida nos de una hostia de realidad y entonces empecemos a ver amenazas y a enfocar incorrectamente.

Hay que dar por hecho que habrá comentarios que nos harán daño, que nos van a dar una mala noticia, que vamos a tener que enfrentar situaciones incomodas y que nos harán caernos al suelo, pero a pesar de todo lo utilizaremos como un trampolín en nuestra mejora constante.

Los estoicos lo entendían muy bien y aplicaban este principio, el cual llamaban “el obstáculo es el camino”.

Por ejemplo:

Hay una persona que me pone de los nervios, entonces es una oportunidad fantástica para practicar y desarrollar la paciencia.

Me pillas, no?

Todo es motivo para crecer, propulsarse o mejorar en alguna faceta.

 

CUANTAS MÁS OPCIONES MEJOR

 

 

Subestimamos el poder de las opciones y la fortaleza que tienen sobre nuestra mentalidad.

¿No te ha ocurrido en alguna ocasión que querías conseguir algo y al saber que tienes más opciones para alcanzarlo, esto te daba seguridad y paz mental?

Cuando sabes que ante un escenario tienes el Plan A y si sale mal tienes el Plan B y el Plan C… tus niveles de paz y fortaleza mental suben hasta las nubes.

En muchos casos no se trata tanto de tener oportunidades sino de tener las cosas más preparadas.

Ejemplo:

A lo mejor quieres bajar de peso pero te has dado cuenta que no estás yendo al gimnasio y entonces te derrumbas.

  • El ir al gimnasio podría ser la Opción A, pero podrías utilizar muchas otras variantes para llegar a la meta que te has propuesto.
  • El plan B podría ser empezar una dieta más estricta en vez de ir al gimnasio.
  • El Plan C podría ser comprarse unas pesas para hacer ejercicios en casa y así evitar la pereza de tener que ir a algún sitio a propósito.
  • El plan D podría ser apuntarse a un grupo de corredores al aire libre 2 veces a la semana.
  • Etc…

Las posibilidades son infinitas y deberías aplicar esta estrategia ante las cosas importantes de tu vida, para tener la sensación de que estás respaldado y de que pase lo que pase seguirás adelante.

Esto te va a dar una sensación de seguridad, paz y confianza en ti mismo que nunca te habrías imaginado.

Un recordatorio: No caigas en el error de pensar que hay otras personas que lo tienen más fácil, que todo les sale mejor o que están en una posición aventajada, a pesar de que sea verdad.

Es fácil pensar:  “es que esta persona tiene esto y por eso le es fácil alcanzar lo que yo quiero, yo no tengo tantas facilidades como él”

Esta actitud nos hace caer nuevamente en el rol de víctima y en la mentalidad frágil, no es lo que buscamos.

Como remarcaba, no se trata de negar evidencias pero es importante que pongas el foco en tu situación y no en la de los demás.

Has de buscar tantas opciones como sea posible para llegar a tu escenario deseado, ya que muchas veces caemos en el error de pensar que hay un solo camino para las cosas y no es así.

Es simple, aumenta tus opciones.

 

 

DEL VICTIMISMO A LA RESPONSABILIDAD

 

Esta es una perspectiva que va de la mano con el tema de las amenazas y desafíos.

Mira, seguramente muchas veces te habrás pillado diciéndote “ ¿¡Por qué a mí¡?” y aunque es una reacción bastante común es una frase muy poco resolutiva y que le encanta a la víctima que llevas dentro.

Con esto no estoy diciendo que no reflexionemos sobre lo que nos ocurre y el por qué de las cosas, pero no debemos dejarnos atrapar por una mentalidad poco resolutiva.

Lo suyo es tomar cuanto antes algún tipo de acción para solventarlo o pasar página.

Desde mi punto de vista si queremos desarrollar una mentalidad anti frágil debemos incentivar un dialogo más responsable, en donde te digas:  “Tráeme lo que quieras que yo tiro para adelante con lo que venga”

En el primero alimentas la mentalidad frágil y entras en una espiral de victimismo, en donde das a entender que tienes pocos recursos para afrontar las situaciones de la vida.

En el segundo te responsabilizas y a partir de ahí te encargas de ver lo que podrías hacer, si deberás pedir ayuda… o si tienes que tomar alguna acción para conquistar ese desafío.

Lo suyo es incentivar esta segunda mentalidad de responsabilidad cada día, con las cosas pequeñas y mundanas.

Ejemplo:

Si se te cae mucha comida al suelo por accidente en la cocina, quizá sea la oportunidad ideal para limpiar el suelo y pasarle la fregona, ya que había que hacerlo igualmente en algún momento.

Si llegas a casa y resulta que no hay nada apetecible en la nevera, quizá sea el momento de hacer una comida muy ligera para dejar descansar el estómago, ya que reducir el número de calorías es algo que tenías que hacer igualmente para cuidar de tu cintura.

De esta manera estas cultivando el hábito y será mucho más fácil que salga automatizado en situaciones de mayor magnitud sin tener que forzarlo de manera artificial cunando lo requieras.

Tienes que crear un automatismo en donde de manera natural tu energía se vaya a detectar la solución y en tomar acción ante los problemas.

No tiene porque ser la solución completa, pero sí el siguiente paso para salir de la situación en la que te encuentras.

 

 

EN LA VIDA SE GANA O SE APRENDE

 

Este principio además de ser muy útil te va a aliviar de muchos quebraderos de cabeza.

En nuestra sociedad se nos ha inculcado de que cualquier cosa que haces en la vida: sale bien o sale mal.

El primero es una victoria y el segundo una perdida.

Bueno, es un punto de vista pero para desarrollar tu fortaleza mental es una malísima estrategia.

No se trata de ser un iluso y vivir en los mundos de yuppie, ya que sabemos perfectamente lo que ha pasado y cuál ha sido el resultado, pero tenemos que sacar algún aprendizaje de esto.

Algo que nos impulse en nuestra mentalidad de crecimiento y en el desarrollo de un mindset anti frágil.

Además esta perspectiva puede ser aplicada constantemente y conviene alimentarla en todo momento para construir una sana autoestima y percepción de uno mismo.

Te recomiendo que ante los eventos que sientas que “has perdido” o “ha salido mal” te preguntes:

  • ¿Qué he hecho bien?
  • ¿Qué he aprendido?
  • ¿Qué voy a hacer para mejorar?

Bueno, hasta aquí las 4 ideas y enfoques sencillos de aplicar que espero que te hayan abierto la mente a una nueva forma de pensar y enfocar la vida en el día a día.

Obviamente hay muchísimos más recursos y en el material que tienes a lo largo de este blog puedes encontrar muchísimos recursos.

¡Me gustaría saber tu opinión y leer tus comentarios!

 


Alberto Blázquez Guzmán
Alberto Blázquez Guzmán

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños.

    12 respuestas a "4 ideas para tener una mentalidad a prueba de balas"

    • Jesús

      Gran artículo. Me ha recordado al triángulo dramático de Karpman, donde exiten tres roles; el salvador que se podría asociar a las personas con una mentalidad robusta; el rol de víctima para aquellos con una mentalidad frágil y bueno me quedaría el rol del perseguidor que quizás serían los que se creen tener una mentalidad anti-frágil y se quedan a medio camino entre una mentalidad robusta y una mentalidad frágil.

      Gracias por el artículo y por hacerme reflexionar.

      Un saludo.

      • Hola Jesús!

        No conocía lo del triangulo drmático de Karpman, pero tal como lo comentas es muy parecido.

        Gracias por compartirlo!

    • Natalia

      Que buen artículo, cuatro ideas que me sirvieron para recordar como tomar los desafíos de la vida, sin duda tener una mentalidad de crecimiento y aprendizaje constante es mucho mejor para afrontar la vida con mayor optimismo.

    • Raquel

      Alberto como siempre muy oportuno tu aporte. Tenés una claridad y un poder de síntesis que hace que disfrute leerte.
      Te deseo mucho éxito y que muchas personas escuchen y vean tu mensaje.

    • julio guillermo alcántara guevara

      Alberto, buenas noches; gracias por esa actitud que tienes de DAR; siempre te sigo por acá. Con lo que has mostrado, haces que se reflexione para un mejor desarrollo. Éxitos, JAG.

    • Legna Salas

      Excelente, tema gracias por compartir y esto nos ayuda en nuestro caminar. Siempre estoy en constante aprendisaje y conocimiento. Un abrazo , éxitos

    • concesionario audi bogota

      Increíble, el poder la mente es algo que no se debe tomar a la ligera. Venia buscando un poco de esto y me topé con este blog. Me encanta cuando dices que En ningún caso estoy diciendo de tener una mentalidad infantil e ilusa de “yo puedo con todo y va a salir perfecto, porque yo soy más grande que la vida”.
      Es importante dejar atrás los tabús

    • odontopediatría madrid

      Wow!! no tenía ni idea que existian 3 tipos de mentalidad, creo que soy la frágil.
      Gracias por frases como se gana o se aprende, aprender a ver las cosas así es muy complicado para mi, pero lo intentaré.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Responsable: Alberto Blázquez Guzmán
Finalidad: moderar comentarios.
La legitimación: es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de RAIOLA.
Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@abcoach.es o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en las Políticas de privacidad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------